Édgar Vivar recuerda a Ramón Valdés: “Cómo no olvidar 14 meses de renta a cambio de tu amistad”

El señor Barriga recuerda a su entrañable amigo Ramón Valdés quien hace 33 años murió de cáncer. "Te sigo extrañando, ‘Monchito’", escribió en redes.
11 Agosto, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/08/Edgar-Vivar-Exitosa.jpg

Hace 33 años se fue uno de los más grandes cómicos del cine y la televisión, el inigualable Ramón Valdés. Uno de los actores que recordó la fecha fue Édgar Vivar, el recordado señor Barriga y Ñoño, quien entabló una entrañable amistad cuando trabajaron juntos en ‘El Chavo del 8’. Fue en las redes que Vivar escribió: “Te sigo extrañando, ‘Monchito’”


Cómo no recordar que en el programa ‘El Chavo del 8’, el señor Barriga y don Ramón tuvieron más de un desencuentro por las deudas de alquiler. Pero en la vida real, ambos tenían una gran amistad.

También puedes leer: Vuelve Sandro para hacer trío musical con Charly García y Aznar


Fue al conmemorarse un año más de la muerte de Valdés, que el también intérprete de Ñoño no dudó en utilizar sus redes sociales para dedicarle un emotivo mensaje a su amigo, quien un 9 de agosto de 1988 nos dejó a causa de un cáncer de estómago.

Desde su cuenta de Twitter, Vivar escribió: “¿Cómo no olvidar 14 meses de renta a cambio de tu amistad e inconmensurable alegría que me compartiste? Te sigo extrañando, ‘Monchito’”.

Tanto Vivar como Ramón Valdés se sumaron al elenco de ‘El Chavo del 8’ a principios de los años 70. La serie, creada por Roberto Gómez Bolaños, fue emitida por última vez en enero de 1980. Vivar además de actor, es médico ginecólogo.

También puedes leer: Hijo de José José unirá su voz en Lima con el imitador de su padre

Muchos recuerdan que durante el velatorio de Ramón Valdés en agosto de 1988, la más dolida fue la actriz Angelines Fernández (‘La Bruja del 71’) quien lloraba su partida: “Te fuiste mi Roro… mi Roro…”. Seis años después la actriz moría y los 71 años. Pero antes de partir Angelina había pedido expresamente que se le cumpliera un último deseo: ser enterrada junto a Ramón. Y esta vez sí fue correspondida.