Violan y asesinan a escolar de apenas 7 años en Juliaca

Menor desapareció la tarde del jueves, luego de salir de su colegio, y horas más tarde fue encontrada muerta en el interior de una vivienda abandonada.
15 Diciembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/12/femi2.jpg

¡Era solo una niña! Un escolar de tan solo 7 años fue encontrada muerta y con signos de haber sido ultrajada en el interior de una vivienda abandonada en la ciudad de Juliaca, Puno. Las primeras informaciones señalan que la víctima habría sido captada por su asesino después de salir de su colegio.



El último jueves 12 de diciembre, pasadas las 2 p.m., la menor terminó sus clases en la Institución Educativa N°70698, ubicada en el sector de Ayabacas, y caminó con dirección a su vivienda. Nunca llegó. Temiendo lo peor, sus padres denunciaron su desaparición en la comisaría de la jurisdicción.

Agentes del área de Investigación Criminal de Puno iniciaron la búsqueda de la niña, con el apoyo de la familia y vecinos de la localidad. Horas después, y para horror de los parientes, encontraron su cuerpo sin vida en una casa de la comunidad Pro Vivienda. Lo que habían hecho con ella colmaría sus pesadillas.


La necropsia de ley evidenció que la pequeña había sido ultrajada —tenía lesiones en los genitales y la cavidad oral —y luego asesinada con un objeto puntiagudo. En efecto, peritos que llegaron al lugar encontraron en la escena del crimen un desarmador que al parecer fue usado para golpear a la menor hasta matarla.

Fuentes policiales informaron sobre la intervención de un presunto sospechoso del crimen, identificado como José Luis Ramírez Mamani. Ocurrió el último viernes. El individuo fue conducido al Departamento de Investigación Criminal (Depincri) de Juliaca, dependencia a cargo del caso, para el desarrollo de las diligencias.

De acuerdo al boletín estadístico del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, entre enero y octubre de este año se reportaron 4,196 menores víctimas de violación sexual a nivel nacional. De ese total, 851 agraviadas tenían menos de 11 años de edad. Eso quiere decir que tres pequeñas de ese grupo de edad son ultrajadas cada día.

Finalmente, de las 140 víctimas de feminicidio registradas en ese periodo, 7 eran menores de 14 años.