Víctima de Zejo Cortez: “Cuando hice pública la denuncia, nadie me creyó. Todos se burlaron”

Fátima Foronda se sumó a la lista de denunciantes por violación contra el periodista. Esta mañana conversó con Juliana Oxenford, vía radio Exitosa.
15 Mayo, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/05/1-14.png

A fines de abril, el colectivo Me Too Perú divulgó a través de las redes sociales una denuncia por violación contra el periodista y dramaturgo, Christian ‘Zejo’ Cortéz. Desde entonces, tres mujeres han tenido el coraje de salir a acusar al comunicador, por presuntamente haberlas ultrajado sexualmente.

Uno de estos testimonios le pertenece a Fátima Foronda. Según comunicó la denunciante, mediante una entrevista telefónica con Juliana Oxenford vía radio Exitosa, Cortez aprovechaba el cargo que tenía en su lugar de trabajo para acercarse a sus víctimas y lograr su confianza.

“Él trabajó mucho tiempo en La República (…) El modus operandi que él utilizaba era la poesía, su profesión como periodista. Yo tenía una fundación que ayudaba a niños con VIH y parálisis cerebral. Además, trabajaba también para niños en miseria en la sierra. Él me ofrecía un espacio de tres páginas en La República para mi fundación”, comentó.

Además, Foronda contó cómo fue que Cortez abusó de ella. “Salimos con un grupo de amigas de La República a un local en Barranco. Tomé una copa de Pisco y me empecé a sentir mal (…) Yo confiaba en él. Siempre se presentó como el ‘segundo’ de La República. Luego fuimos al centro de Lima, en donde me sentí peor (…) Le pedí que me acompañe a mi casa y él accedió”.

No obstante, según contó la activista, Cortez aprovechó su mal estado y la llevó a otro lado. “Recuerdo un piso que era como antiguo y de ahí no me acuerdo más. Reconozco que era un hotel, cuando me despierto desnuda con signos de haber tenido relaciones sexuales sin mi consentimiento”, explicó.

Por último, Fátima Foronda reveló que encaró a su abusador y que luego, cuando hizo pública la denuncia vía redes sociales, se arrepintió puesto que nadie le creyó. “Agarré lo poco que tenía de ropa  y le dije ‘me violaste’. Se lo grité dos veces. Luego salí corriendo y regresé a mi casa sin contarle a nadie (…) un año después cuando hice público mi testimonio, nadie me creyó y todos se burlaron”.

Escucha el audio completo de la entrevista: