Vecinas defienden a pedradas a madre que era estrangulada

Pareja de la víctima intentó acabar con su vida frente a sus dos hijos en Puente Piedra. Temen que el agresor vuelva a atacar.
31 Diciembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/12/masg.jpg

Todas para una y una para todas. Es la frase que calza bien en ocho valientes mujeres que defendieron con todas sus fuerzas a su vecina cuando era estrangulada por su expareja en la parte más alta de Zapallal, en Puente Piedra. Las moradoras, cansadas de tantos feminicidios en el país, usaron palos y piedras para detener al agresor.



Hacia las 11 p.m. del jueves, Jeferson López llega hasta la zona de La Alborada y ataca a su exconviviente Lesly Manuyama Mohema (18). “Estaba como loco. Repetía que la iba a matar, que si no era de él, no sería de nadie. La chica ha gritado tanto que nos despertó a varias y en grupo salimos a corretearlo”, relató Yrma Cadillo (29), una vecina.

Ese día López logra escapar y, según testigos, gritaba que iba a volver para asesinar a la muchacha. Y fue así como la madrugada del domingo, el sujeto se tumba a patadas la puerta de la casa de la mujer, llega hasta el cuarto donde dormía con sus dos criaturas—de 4 y un año— y empieza a estrangularla.


El hermano adolescente de Leslie sale a tiempo del predio y pide ayuda a los vecinos. “Ya le habíamos dicho que si ese tipo volvía para hacerles daño, que nos avise para apoyarlos”, exclama Rosario Espinoza (26), una moradora del sector que llega a presenciar cómo López tenía sus manos rodeando el cuello de su víctima.

Rosario coge una piedra y evita que se consume el feminicidio. “Yo le he roto la cabeza a golpes pero él no se rendía. Entonces agarro un palo y lo sigo golpeando. Ahí es que me mete una patada en la cara y rompe el tabique”, precisó. Afortunadamente, otras vecinas llegaron a tiempo para defenderlas y perseguir al agresor.

Lesly relató a diario Exitosa parte de su pesadilla. “Hemos convivido dos meses. Él trabaja en construcción. El dinero que yo podía obtener para mis niños, me lo quitaba para sus cosas. Era muy celoso por eso decidí terminar la relación”, indicó la muchacha natural de Iquitos.  En mayo cumplirá un año viviendo en la capital.

Hecho público el caso, personal de la comisaría de Zapallal, a través del mayor Hugo Carbajal, dispuso que dos agentes de la oficina de Medidas de Protección acudieran a la vivienda a fin de prevenir un nuevo ataque. En tanto, autoridades del Ministerio de la Mujer dispusieron el traslado de la joven y sus dos hijos a un albergue temporal.