Vandalismo y tráfico en la final de la Copa Libertadores

Dolor de cabeza. Previo al encuentro deportivo, desconocidos dañaron el escudo del club Universitario.
24 Noviembre, 2019
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/11/tl-1280x720.png

Actos de vandalismo, congestión vehicular y quejas por la retención de objetos en el estadio Monumental, fueron parte de las incidencias que se registraron ayer durante la final de la Copa Libertadores 2019. Un día antes hinchas del Flamengo y el River protagonizaron un altercado en el distrito de Miraflores.

Ocurrió la tarde del viernes, en el centro comercial Larcomar. Videos difundidos en redes sociales muestran a los seguidores del club brasileño haciendo arengas, mientras que un argentino—desde el tercer nivel—imitó los gestos de un mono. Hinchas del Flamengo encararon al sujeto y le lanzaron un manotazo, siendo separados por la Policía.

Daño en club

Horas después, la mañana del sábado, medios internacionales informaron del daño al escudo del club Universitario de Deportes, ubicado a la espalda del estadio Monumental, antes del encuentro deportivo. Al parecer, un sujeto subió al cerro donde estaba pintado el símbolo de la “U” y lanzó objetos para distorsionar la imagen.

El incidente generó indignación en los hinchas del club crema, más aún por la aparición de pintas con las iniciales de Alianza Lima. A través de las redes sociales, se comprometieron a arreglar el escudo antes de la final de la Copa Libertadores, que tuvo lugar en el conocido coloso deportivo, y así lo hicieron.

Como era de esperarse, y pese al carril exclusivo implementado por las autoridades, usuarios reportaron gran congestión vehicular en ciertos tramos de la avenida Javier Prado, antes y después del partido. También advirtieron que malos conductores que no eran de la delegación aprovechaban para ingresar a la vía segregada.

Hinchas del Flamengo y del River expresaron su desazón por la prohibición de ingresar al estadio con ciertos objetos, como banderolas, lentes y correas, que fueron decomisados en los ingresos. Otra molestia manifestada estaba vinculada al estado de los servicios higiénicos: no tenían agua y eran, en algunos casos, silos.

BODA NO TUVO PROBLEMAS

Pero no todo fue malo ese día. La pareja que expresó su temor por la posibilidad de no cumplir su sueño de casarse por la final de la Copa Libertadores, se unió ayer en sagrado matrimonio. La boda entre Emelyn Alarco y Robert Morte se realizó sin mayores inconvenientes en el Templo de Lima del distrito de La Molina, en el cruce de la avenida Javier Prado y Los Ingenieros.