Un total de 391 peruanos se han suicidado en lo que va del año y la mayoría son jóvenes

El Instituto Guestalt de Lima (IGL) informó también que durante los seis meses de confinamiento se han registraron 265 suicidios.
9 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/suicidios-a-nivel-nacional-jóvenes-IGL.png

En conmemoración al Día Mundial de la Prevención del Suicidio, el Instituto Guestalt de Lima (IGL) informó este miércoles que se han registrado 391 suicidios a nivel nacional en lo que va del año 2020, siendo los jóvenes la población con más víctimas.



Asimismo, especialistas especificaron que durante los seis meses de confinamiento que se decretó para contener el avance de la Covid-19, se han confirmado 265 suicidios, según IGL.

“Cada vez se observan más casos de jóvenes que no pueden dormir bien, tienen problemas de apetito, falta de energía, cansancio, problemas de concentración y hasta ideas suicidas debido al aislamiento por la pandemia”, advirtió el psicólogo y psicoterapeuta, Manuel Saravia Oliver, director del IGL.


También puedes leer: Inacal aprobó norma técnica peruana para reciclaje de envases

Además, subrayaron que durante la pandemia se han generado situaciones de estrés, ansiedad, depresión, miedo, incertidumbre e irritabilidad ante los problemas económicos, interrupción en sus planes de vida, metas personales y profesionales. Por ello, especialistas sugirieron hablar de sus miedo y emociones con las personas que se encuentren cerca, al menos 20 minutos de su tiempo a diario como medida preventiva ante estas situaciones.

Pese a que la pandemia del Covid-19 es una crisis de salud física, “el impacto en la salud mental es significativo y podría generar mayores dificultades si no se le hace frente correctamente. Necesitamos tener el sistema inmunológico fortalecido y el ánimo arriba para enfrentar esta crisis”, añadió Saravia.

De acuerdo con estadísticas de la OMS, cada 40 segundos alguien se suicida en el mundo, con lo cual cada año se pierde 800,000 vidas, sin haber recibido ninguna atención médica.