Trump explicó por qué despidió a John Bolton

El presidente habló de excesos. El exconsejero de Seguridad impulsó el fracasado golpe de abril contra Maduro.
12 Septiembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/09/despide.jpg

El presidente de Estados  Unidos dijo que John Bolton, quien fue su consejero de Seguridad Nacional hasta el martes, «se pasó de la raya con Venezuela». Donald Trump no dio muchas más explicaciones sobre qué es lo que considera exactamente un exceso en la política de su gobierno con respecto al régimen de Nicolás Maduro, pero a Bolton se le considera el urdidor del pronunciamiento de la oposición venezolana del pasado 30 de abril, que quedó frustrado.

Según dijo el presidente en una conversación con la prensa mantenida en el Despacho Oval tras los actos de conmemoración del 11-S: «Venezuela se encuentra en muy mal estado y eso es resultado del socialismo, es lo que sucede con el socialismo. Ahora bien, no estaba de acuerdo con muchas de las actitudes que mostraba con respecto a Venezuela, creo que se pasó de la raya, y finalmente creo que el tiempo me ha dado la razón».

Durante meses, Bolton repitió que la Casa Blanca estaba estudiando planes de intervención militar para sacar a Maduro del poder y facilitar una convocatoria de elecciones libres en Venezuela. Su equipo llegó a revelar que una visita que hizo al Pentágono en mayo era para “hablar de intervención militar en Venezuela”, una revelación inaudita. Tras el pronunciamiento, que sólo permitió la salida del líder opositor Leopoldo López del arresto domiciliario, Trump perdió interés en Venezuela y así lo filtró su equipo a medios nacionales como The Washington Post.

Cuba y Nicaragua

Pronto quedó claro que había una profunda división en la Administración estadounidense con respecto a Venezuela. Bolton y su equipo de halcones creían que acabar con Maduro haría caer después la dictadura cubana y el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua. El secretario de Estado Mike Pompeo, jefe de la diplomacia norteamericana, pedía contención y se negaba a hablar expresamente de cambio de régimen.

En medio queda Elliott Abrams, enviado especial de EE.UU. para la crisis en Venezuela, nombrado en enero y considerado también un halcón de la vieja escuela neoconservadora, nacida en los años de Ronald Reagan. Abrams estuvo muy implicado en el pronunciamiento de abril, y trató sin éxito de que se sumaran a él varios jerarcas del régimen.