Trujillo: niña estudia en la calle mientras su mamá trabaja como ambulante

Cada dos días, Estela Borges tiene que recargar 5 soles para que su hijita entre a sus clases virtuales.
24 Octubre, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/10/trujillo-ambulante-niña-calle-estudia-Exitosa-noticias-.jpg

Mientras la crisis política se agudiza en el país, los ciudadanos siguen trabajando y ganando el sueldo mínimo, otros no tienen tanta suerte y se inventan trabajos para ganar unos cuantos soles al día, inclusive llevan a sus menores hijos al trabajo y los ayudan con sus tareas.


También te puede interesar: Auxilian a ciudadanos que dormían fuera de Hospital Regional de Trujillo

Este es el caso de Damaris, una menor de seis años que escucha sus clases virtuales en la plazuela El Recreo (Trujillo), mientras que su madre Estela Borges espera que los trujillanos se acerquen para controlar su peso.


Según detalló Estela a ‘Exitosa Perú’, todos los días salen temprano desde Alto Trujillo para llegar hasta la plazuela para ganarse algo de dinero.

“A veces termina a las 11:00 a.m. o a la 1:30 p.m., eso depende del curso que tenga”, detalló la madre de familia.

Así como el caso de Damaris, hay miles de niños que tienen que escuchar y realizar sus tareas en la calle. Para ella la calle se ha convertido en su aula y su madre en una maestra.

También te puede interesar: Covid-19: Reportan aumento de nuevos contagios en menores entre 12 y 17 años en Lima Metropolitana

Cada dos días, Estela tiene que recargar cinco soles de crédito para que su hija ingrese a las clases de zoom. Este monto no siempre cubre las necesidades, por lo que solo se deben limitar a encender los datos al momento de las clases.

“Veo que esta mamá se esfuerza por su hija, el gobierno no hace nada, hasta ahorita no hay nada. Hay varias madres que salen por acá a vender su canchita o gelatina”, dijo una transeúnte que a diario observa cómo Estela instruye a su hija en las inmediaciones de la plazuela El Recreo.

Es evidente que aún hay brechas en la educación que aún no se resuelven y la pandemia del COVID-19 no ha hecho más que desnudar esta problemática. El Gobierno central debería ponerle más atención a los estudiantes que no tienen facilidades para acceder al internet o a un Smartphone para seguir estudiando, pues en la región La Libertad al menos 1.800 menores han dejado sus estudios ante la carencia de equipos, según cifras de la Gerencia Regional de Educación.

“Los niños son el futuro del mañana, más atención, por favor”, pidió Estela Borges.

Otras noticias en Exitosa: