Trujillo: embaraza a la que se le negó la atención, perdió a su bebé

¡Le quitaron el derecho a nacer! Embarazada acudió a un centro médico, le negaron la atención y tuvo que llevar a su bebé fallecidos por cinco días en el vientre.
26 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/Trujillo-embarazada-bebe.jpg

La pandemia del covid-19 no solo se está llevando la vida de ciudadanos infectados, sino también de personas que padecen otras enfermedades o de bebés que no llegan a nacer. Este es el caso de Elkin Cárdenas Hoyos y su pareja Rosmery Pérez Gómez, quienes desde hace nueve meses hacían planes para recibir la llegada de su tercer hijo, pero la desatención de la atención primeria en el país le costó la vida a su pequeño.

Esta pareja confió en la posta médica de Wichanzao, en la parte alta del populoso distrito de La Esperanza, en Trujillo, pero con el inicio de la pandemia y el descuido de la atención primaria atenderse y hacerse chequeos se hizo prácticamente imposible para Rosmery, una mujer a punto de dar a luz. Una aparente negligencia médico y que se le negara la atención en reiteradas oportunidades le costó la vida a un pequeño.

“Le correspondía hacerse sus chequeos en esta posta porque hemos estado viviendo en la zona de los Cuatro Suyos, nos tocaba la posta de Wichanzao. Ella tenía dolores, pero no la quería atender diciendo que tenía que regresar cuando estuviese con dolores, ni siquiera la querían atender para ver cómo estaba el bebé. Nos enviaron a hacerle una radiografía de forma particular, eso hicimos y salía que mi bebé estaba paradito como para nacer”, dijo Elkin Cárdenas a Exitosa Trujillo.

El drama empezó el 12 de julio, cuando Rosmery Pérez empezó a sentir dolores y ellos ignoraban si eran los dolores del parto o era algo que andaba mal, pero en la posta le dijeron que tenía que regresar con más dolores. Regresaron el 15 de julio, tres días después de la fecha programada de parto, pero le pedía que espere más tiempo. Días después tuvieron que ir a la posta y con presiones lograron que su Rosmery sea atendida.

“Mi señora tenía un hincón en la boca del estómago, pero ni así la querían atender. Tuvimos que recurrir a otro especialista”, explica Elkin. Tras ello, le confirmaron que su bebé llevaba cinco días fallecido en el vientre de su madre. Curiosamente solo después de conocerse esto, en la posta tomaron celeridad.

“Rápido, automáticamente llevaron al laboratorio, le dijeron a mi esposa que le bebé no se movía. En la ecografía salía que mi hijo ya no tenía vida. Felizmente la llevaron en una ambulancia, la operaron a las 5 de la tarde, sino me estuviese lamentando no solo de la muerte de mi hijo, sino de mi señora también”, agregó.

Este caso no es solo una de tantas denuncias de negligencias de los centros de salud de Trujillo, donde se han descuidado por completo las atenciones primarias. La pandemia no solo se está llevando la vida de los pacientes covid-19, sino también de personas víctimas de otras enfermedades y lamentablemente negándole el derecho a nacer a muchos bebés, como es el caso del fallecido hijo de Elkin y Rosmery.