Trastornos alimenticios: ¿Cómo prevenir e identificar este problema?

Conoce cómo reconocer a un familiar o amigo con trastornos alimenticios. El soporte familiar es fundamental para superar este problema.
28 Noviembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/11/Trastornos-alimenticios-Cómo-prevenir-e-identificar-este-problema.jpg

Uno de los problemas mentales más comunes en la sociedad, en especial en esta época donde el concepto de belleza está muy trastocado, son los trastornos alimenticios. Se trata de comportamientos y percepciones anormales e irreales de nuestro cuerpo y peso que pueden afectar nuestra salud; causando, en algunos casos, hasta la muerte.



También te puede interesar: Diabetes: 6 claves para evitar esta enfermedad

La anorexia y la bulimia son los más comunes entre las mujeres. En el marco del Día Internacional de la Lucha contra los Trastornos Alimentarios (30 noviembre), Vladimir Cochachi, docente en enfermería del Instituto Daniel Alcides Carrión, brindó algunos consejos para reconocer a un familiar o amigo con estos trastornos.


  • Sobrealimentación compulsiva.
  • Dirigirse al baño inmediatamente después de comer.
  • Organizar los alimentos de forma excesiva.
  • Ayunar constantemente sin ninguna razón.
  • Usar laxantes y medicamentos diuréticos para eliminar líquidos del cuerpo.
  • No querer comer en público.
  • Realizar ejercicios de forma extrema.
  • Cansancio y somnolencia, desmayos repentinos, entre otros.

Según el psicólogo César Blas, estos problemas suelen ser más frecuentes en adolescentes y jóvenes. “La baja autoestima, la depresión y ansiedad generados por el bullying, las bromas por parte de amigos y familiares con respecto al aspecto físico, entre otros, son los ingredientes perfectos para desarrollar este tipo de trastornos”, señaló.

También te puede interesar: El retroceso de la salud sexual en Perú por la pandemia

 ¿Cómo prevenir esto en casa?
  • Cuidar la forma en que nos expresamos respecto a nuestro aspecto físico y el de los demás.
  • Centrar la atención en la conservación de la salud, quitándole valor al peso.
  • Abordar el mito del “cuerpo perfecto”. Es importante escuchar a nuestros hijos cuando se refieren a esta falsa perfección y orientarlos.
  • Estar atentos a la mínima muestra de acoso, comentarios despectivos o agresiones verbales o físicas que pueda recibir el menor por parte de amigos.

Este tipo de trastornos puede generar anemia, osteoporosis, deshidratación, y en casos más graves, infartos, insuficiencia renal, úlceras gástricas, entre otros .