Toledo declara padecer enfermedad mental para no seguir en prisión

Los próximos 5 y 6 de febrero, la corte de EE.UU. evaluará si le da o no libertad al expresidente ante encierro por peligro de fuga.
2 Febrero, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/02/tol2.jpg

Los próximos días serán claves para el proceso de extradición solicitado por el Perú ante Estados Unidos para la repatriación del expresidente Alejandro Toledo, investigado por el presunto delito de lavado de activos por el caso Lava Jato, en el que se reveló la entrega de coimas hasta por 34 millones de dólares.

Toledo Manrique solicitó ante la Corte del distrito norte de California, en Estados Unidos, la evaluación de su salud mental que –asegura– se deterioró tras su encierro en el citado país como parte del proceso de extradición en su contra.

Esta diligencia se realizará el próximo miércoles 5 de febrero, donde el otrora líder de Perú Posible, deberá presentarse ante el juez Vince Chhabria para una audiencia probatoria sobre su salud mental.

Chhabria debe determinar si el expresidente se mantendrá en prisión u obtendrá libertad bajo fianza en lo que resta del proceso de extradición. Para ello, las partes presentarán pruebas sobre cómo las condiciones carcelarias lo afectan psicológicamente.

Un día después, el jueves 6, el juez Thomas S. Hixson deberá evaluar si obliga a la fiscalía federal estadounidense a entregarle a la defensa de Toledo 16 folios de información documental vinculados a su caso.

Entre lo solicitado por los abogados del exmandatario peruano están los acuerdos de colaboración del exsuperintendente de Odebrecht, Jorge Barata, y el empresario israelí Josef Maiman, así como copias de sus testimonios ante los fiscales peruanos donde se detalla la entrega de coimas por más de 34 millones de dólares, dinero con el que habría adquirido varias propiedades a través de la offshore Ecoteva, como la adquisición de oficinas en el edificio Omega.

En la semana que pasó, el juez Hixson rechazó el recurso que buscaba retirar al abogado que el gobierno de EE.UU. le proporciona de forma gratuita a Alejandro Toledo en su proceso de extradición. La fiscal federal Elise LaPunzina había argumentado que su esposa, Eliane Karp, registra suficiente dinero en sus cuentas como para pagar por la defensa del expresidente.

Como se recuerda el exjefe de gobierno tiene una orden de prisión preventiva de la justicia peruana por 36 meses por este caso.