¡Terrible! Imputan delito a una persona inocente por un error fiscal

Luis Perales ha perdido la opción de ser becario por un delito que nunca cometió.
25 Octubre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/10/caso-social.jpg

En Exitosa, conocimos el caso de Luis Miguel Perales Castro, quien ha sido injustamente acusado por manejar en estado de ebriedad, en la ciudad de Chiclayo, un delito que jamás cometió y que ahora pesa sobre él, solo por un error del fiscal al escribir el apellido paterno del verdadero imputado.



También te puede interesar: ONP | Pese a denuncias, viuda de pensionista continúa recibiendo la pensión “más miserable” del mundo

“Yo estaba trabajando en Surquillo, en el área de limpieza, pero la empresa para la que yo trabajaba era informal, pero en el cambio de administración se procedieron a iniciar los trámites de formalización. Por eso, me piden los antecedentes policiales, voy a la comisaría de Independencia, donde me detuvieron porque resultaba que yo tenía una orden de captura por haber manejado en estado de ebriedad”, indicó Perales en diálogo con Cecilia García, conductora del programa ‘En Defensa de la Verdad’. 


El mal rato que pasó Perales Castro, a pesar de que él no tiene un brevete y nunca ha manejado un auto, no solo quedó en la dependencia policial, sino que fue trasladado a la ciudad de Chiclayo para que se presente en la audiencia por el cargo que nunca cometió.

“Yo llegué a Chiclayo un viernes y justo esa semana el Poder Judicial entraba de aniversario. Me dijeron que mi audiencia era una de las últimas, la abogada que estuvo conmigo me dijo que ellos habían revisado la denuncia y que no era nada grave, que solo debía pagar la multa de S/380 [que ya había sido pagada] y que solo acudiera a la audiencia para que aceptara el haber manejado ebrio y poder salir de ahí”, detalló.

También te puede interesar: ONP I Cusqueños advierten que llegarán a Lima en caballo para exigir la devolución de aportes

En ese sentido, Perales le contó a la abogada que él no tenía nada que ver en el caso. Sin embargo, esta le advirtió que si no asistía a la audiencia y no aceptaba los cargos que, según ella, eran leves quedaría expuesto a quedarse, en una carceleta, esperando una próxima citación.

¡Error garrafal!

El joven, oriundo de Chiclayo, llegó a Lima, en 2011, para estudiar y trabajar. Sin embargo, el delito por el que se le acusa ocurrió en 2013, cuando Luis Miguel Parrales Castro conducía su vehículo en pleno estado de ebriedad, fue detenido y posteriormente el fiscal, al imputarle el delito, confunde el apellido con “Perales”, según pudo averiguar su padre al conseguir el documento de dosaje etílico donde encuentra el error garrafal. 

“En el documento que encuentra mi papá se constata que es Parrales en vez de Perales; sin embargo, el señor firma – sin darse  cuenta – bajo mi apellido”, precisó.

Trabas burocráticas

Los antecedentes policiales han repercutido seriamente en la vida del joven chiclayano, pues hace poco postuló a una beca de continuidad de estudios del Programa Nacional de Becas (Pronabec), cumplió con todos los requisitos, pero fue rechazado por un delito que nunca cometió.

“Nosotros [su familia y él] hemos iniciado una denuncia. Además, también tengo la declaración de los policías de la comisaría que aceptan que la persona que detuvieron es otra, que no soy yo. El trámite nunca avanza, hasta el día de hoy no se soluciona mi caso y no puedo postular ni a las becas”, finalizó.


Otras noticias en Exitosa: