“Sí podemos darle vuelta a esta guerra, pero falta una estrategia”

El exministro de Defensa, Roberto Chiabra, cree que el premier Walter Martos, por formación, dará un discurso distinto y presentará un plan concreto contra el Covid-19.
10 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/roberto-chiabra.png

El general Roberto Chiabra no tiene dudas: esta pandemia es una guerra y nunca la asumimos como tal. En diálogo con Diario Exitosa dijo que por eso jamás hemos tenido una estrategia de lucha contra el Covid-19, apenas buenas intenciones.



Sin embargo, cree que con Walter Martos de premier ahora el mensaje será otro y los planes concretos. Y si eso pasa, está convencido: sí podemos darle vuelta a esta guerra.

– Nos acercamos a la cifra récord de contagios que tuvimos en mayo. ¿En qué hemos fallado?


En no asumir esto como lo que es: una guerra. Y en una guerra hay algo fundamental: la logística. Es decir, la logística no te hace ganar una guerra, pero sí te la puede hacer perder. Y ahí debes proveer bien y de manera eficiente a la primera línea de combate.

– Llevado al tema sanitario, ¿acá no se proveyó bien a la primera línea de combate?

Para nada. Ni siquiera se previó el incremento en el consumo de medicamentos. Eso es logística. Acá nadie lo ha visto de esa forma, siendo una guerra.

Y nunca se tomó así. Si así se hubiera considerado, entonces se hubiera visto unidad de dirección, contacto directo con los gobernadores, aplicación de una estrategia y luego verificación de la misma. Esto obliga a anticiparse a las necesidades, y aquí nunca ocurrió eso.

– Si esto es una guerra, debió implementarse una estrategia. ¿La hubo en algún momento?

No, nunca la hubo. El Gobierno solo ha tenido buenas intenciones, estrategia jamás. Apenas hubo una ideaglobal, cuando en el Perú las realidades son diferentes.

Eso es desconocimiento total del país. No es lo mismo la costa de Piura que la costa de Moquegua, por ejemplo. En cada región hubo que aplicarse una estrategia distinta.

– Ahora se propone la cuarentena focalizada, incluso en Lima.

¿Se da cuenta? Ese es el error: no conocer el Perú en medio de esta guerra. En Lima no procede una cuarentena de ese tipo. ¿Por qué? Porque todos los que trabajan en los distritos populosos lo hacen en el centro de la ciudad, tienen que salir.

Sostener eso es no conocer nuestra realidad. En otras regiones sí puede aplicarse, pero tenemos el gran problema de los alcaldes y gobernadores.

-¿A qué se refiere?

A que alcaldes y gobernadores han fracasado en esta pandemia. Tras veinte años de tener gobernadores, no están a la altura. Pero acá la culpa es parte del presidente Vizcarra.

¿No pudo, mediante el zoom, tener una comunicación directa y a diario con los gobernadores? En tiempo real se hubiera podido lograr que las urgencias no superaran las necesidades. En 150 días de pandemia hubo cero estrategia.

-¿Puede el premier Martos cambiar esto?

Yo creo que sí puede hacerlo. Pienso que en su discurso habrá otro contenido. Dirá qué haremos concretamente este año, eso que no vio Cateriano. Pienso que dará medidas puntuales, tiene que decir qué se hará, punto por punto, explicar cada detalle, ser preciso en las acciones a tomar.

– Pero el mensaje del Gobierno es “cuídate tú solo y listo”. ¿Por qué Martos cambiaría?

Martos ha sido ministro de Defensa. Y esto es una guerra. Estoy seguro de que, por formación, su mensaje será distinto. Tiene que haber una diferencia en el ritmo, capacidad de reacción y respuesta.

Anticiparse. Debe ser creíble en lo que propone, para luego ser efectivo al aplicar el plan. Por su formación creo que la acción inmediata será distinta.

– Si sumamos los casos de sospecha, tenemos ya más de cuarenta mil muertos. ¿La guerra la hemos perdido?

Los peruanos, en la historia, hemos superado todo, pero siempre hemos tenido un alto costo social. Un costo irreparable, que son los muertos.

Ahora se dice que a fin de año esa cifra será de cien mil. Pero, ¿sabe qué? Sí podemos darle vuelta a la guerra. Y eso es lo que corresponde ahora.

-¿Y qué hacer para darle vuelta a esta guerra?

Tiene que haber acción vital en tres rubros. Primero, la actitud de la dirigencia política, luego la voluntad y acción de las instituciones y los sistemas, y después el compromiso de los ciudadanos.

Ahora toca decir la verdad y aplicar, por fin, una estrategia. Sí tenemos fuerza para darle vuelta a esta guerra.

-¿Decir la verdad ayudará a que la gente supere el temor?

Debe haber una articulación en la estrategia. El Perú no puede seguir siendo el país de las colectas. Acá un párroco es más efectivo que el Gobierno para conseguir oxígeno.

Y también debe funcionar la estrategia comunicacional. Hay un impacto emocional, como en toda guerra.

-¿Vizcarra yerra también en sus mensajes?

Claro. Sus mensajes no están cargados de sentimiento. Y la gente ya no confía o ya le perdió credibilidad. La gente tiene que creerle a alguien. Le cree más a la Mazzetti que a Vizcarra, porque él ocultó la verdad.

Sus mensajes deben estar cargados de emoción y eso no pasa.