¡Se reinventan! Payasos y dalinas de Trujillo innovan para mantener a sus familias

Nunca imaginaron que el 14 de marzo sería su último show presencial. Por ello, ahora se dedican a trabajar en otros rubros.
12 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/Payasos-y-dalinas-de-Trujillo-se-reinventan-en-medio-de-la-pandemia..jpg

La crisis sanitaria que originó la pandemia del coronavirus causó que se cancelen los eventos multitudinarios, hecho que golpeó fuertemente al sector de personas que trabajaban en la animación y organización de fiestas infantiles; sin embargo, los payasos y dalinas de Trujillo no se quedaron de brazos cruzados y decidieron reinventarse.

El payasito ‘Botoncito’, hermano mayor de la familia Reyes, tuvo que alquilar un vehículo para comenzar con su negocio de entrega de comida a domicilio. Diariamente gana entre 40 a 45 soles, cifra que le ayuda a mantener a su familia.

Hace 15 días, ‘Blin Blin’ perdió a su padre y a su abuelo a causa del coronavirus. Todos los días va desde las 4 a.m. al mercado La Hermelinda, donde trabaja como estibador. “Me enseñaron a trabajar desde niño, y aquí estoy, señaló. A pesar de las adversidades, en sus momentos de descanso realiza actos de malabarismo y entretiene a los comerciantes del mercado“, señaló.

También le puede interesarTrujillo: Familiares de pacientes Covid-19 esperan más de dos días para abastecerse de oxígeno

Katty encarna a la dulce y carismática ‘Clown Sonrisitas’. Ella dejó las animaciones para poder dedicarse a la venta de mascarillas y juguetes. De esta manera, puede costear la alimentación de su hija de un año y tres meses. Así como ella, hay muchas animadoras tienen que trabajar arduamente para velar por el bienestar de su familia.

Las restricciones de movilidad y eventos masivos hicieron que Joffrey Goicochea, quien da vida al popular payasito ‘Kokoita’, se reinvente y realice shows virtuales a través de la plataforma Zoom. Su esposa gestante lo ayuda con la producción y grabación de los vídeos en vivo.

Cientos de payasos y dalinas aún guardan la esperanza de volver a los shows presenciales, mientras tanto, seguirán trabajando en otros rubros para sobrevivir a la crisis económica que atraviesa el país a causa del coronavirus.