San Martín proclamó la independencia del Perú en las cuatro plazas de Lima

A la ceremonia asistieron personajes y damas que apoyaron el ingreso de las tropas patriotas a la capital.
28 Julio, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/07/San-Martin-plazas-Exitosa.jpg

El Perú conmemora hoy los 200 años de su independencia, proclamada por el general José de San Martín en cuatro plazas de Lima, siguiendo en su acto protocolar, todo el ceremonial que se siguió durante los casi 300 años que duró la época virreinal.


Los testimonios de la época precisan que la primera ceremonia se realizó en la plaza de Armas o plaza Mayor, que días antes de ese memorable 28 de Julio, fue despejada de vendedores de alimentos, refrescos y flores, pues hasta ese día era también el mercado principal de Lima.

El portador del primer pendón de la naciente república lo llevó el regidor del cabildo de Lima, José Matías Vásquez de Acuña, el famoso VII Conde de la Vega del Ren, a quien el propio San Martín eligió para tener ese honor por ser el «más digno por sus virtudes y en el servicio de la Patria Libre».


También puedes leer: El MUNA abre sus puertas con una espectacular ceremonia

Otro personaje importante, en ese estrado donde se proclamó la independencia, era el abogado y luego primer prefecto de Lima Libre, José de la Riva Agüero, quien junto a Vásquez de Acuña fueron los conspiradores más activos durante los regímenes virreinales de Abascal y Pezuela.

  El apoyo del norte

Entre las damas podía distinguirse, al lado de San Martín, a doña Mariana Echevarría de Ulloa, la esposa del marqués de Torre Tagle, otro personaje peruano importante porque, desde su cargo de intendente de Trujillo, volcó todo el norte peruano a favor de la independencia.

San Martín nunca olvidó esa acción patriótica de Torre Tagle, quien además le envió, hasta el cuartel general de Huaura, unos 800 reclutas, armas, caballos, alimentos y el dinero que se recolectó entre los pueblos del norte. Así se pudo reforzar el bloqueo patriota sobre Lima, desde el verano de 1821.

  Las otras plazas

El famoso mensaje “el Perú es desde este momento libre e independiente, por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de su causa que Dios defiende”, sería repetido por San Martín en la pequeña plaza de La Merced (hoy sexta cuadra del jirón de la Unión).

Seguido de la misma comitiva, y por una multitud que se calcula en cinco mil personas, el ceremonial de la independencia volvió a proclamarse en la plaza de la Inquisición (hoy plaza Bolívar) y en la plaza de Santa Ana (hoy plaza Italia), que era como es hoy la puerta de ingreso al populoso Barrios Altos.

También puedes leer: San Martín firma decreto anunciando Independencia

  Ejército realista se dividió en tres

Lima entonces estaba libre de tropas realistas. Solo había una división de 1500 hombres en el Real Felipe del Callao, al mando del general La Mar, pero el grueso del ejército real, unos 5000 soldados, iban en dos divisiones rumbo a la sierra central; una por la ruta de San Mateo a Jauja, al mando del general Canterac y la otra, dirigida por el virrey La Serna, seguía el camino de Cañete-Lunahuaná-Yauyos con ruta a Huancayo.

Estas dos divisiones realistas fueron hostilizadas en el camino por guerrilleros y montoneros patriotas. Tuvieron numerosas bajas por enfermedades y deserciones, por lo cual el mando realista dispuso que se pase por las armas al soldado que se aleje unos metros de su tropa. El ascenso a la sierra fue calamitoso y las penalidades fueron iguales para los pocos civiles, la mayoría españoles, que abandonaron Lima en rechazo a la independencia.