Sagan, Trotsky, y la manipulación de la historia y de la humanidad

De pensamiento liberal, Sagan jamás fue un militante de izquierda, sino simpatizante de la democracia y de las instituciones en el marco del capitalismo.
18 Noviembre, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/11/Sagan-humanidad-Exitosa.jpg

Hace 25 años Carl Sagan alertaba en uno de sus libros más exitosos, ‘El mundo y sus demonios’, sobre los riesgos de mantener el conocimiento científico en unas pocas élites educadas. y el riesgo que esto representa para el futuro desarrollo de la humanidad.


De pensamiento liberal, Sagan jamás fue un militante de izquierda, sino simpatizante de la democracia y de las instituciones en el marco del capitalismo. Sin embargo, ante todo fue un defensor de la paz mundial, del medio ambiente y activo defensor de la ciencia contra la religión y sus injusticias.

También puedes leer: Rechazan el tráfico y subasta de bienes culturales prehispánicos


Varias veces mencionó a Trotsky como adversario del estalinismo y el sistema burocrático imperante en la Unión Soviética. Es notable la defensa que hace del líder revolucionario contra lo que implicó el estalinismo, tanto para la ciencia como para la historia y la divulgación de ambas.

“Poco después de que Stalin llegara al poder, empezaron a desaparecer las fotografías de su rival Liev Trotsky, figura monumental en las revoluciones de 1905 y1917. Ocuparon su lugar cuadros heroicos y totalmente antihistóricos de Stalin y Lenin dirigiendo juntos la Revolución bolchevique, mientras Trotsky, el fundador del Ejército Rojo, no aparecía por ninguna parte”, mencionaba.

Esas imágenes, agrega, se convirtieron en iconos del Estado. “Las nuevas generaciones crecieron creyendo que aquella era su historia. Las generaciones anteriores empezaron a pensar que recordaban algo, una especie de síndrome de falsa memoria política”, sostiene.

También puedes leer: Subasta de arte recauda 676 millones de dólares en Nueva York

Sagan alertaba a finales del siglo XX sobre los peligros de la manipulación histórica para las generaciones futuras, sobre todo para el pensamiento crítico y el avance de posturas de ultraderecha, anti científicas y fanatismos religiosos.

Resulta casi perturbadora la exactitud con la que podríamos comparar sus predicciones con personajes como Donald Trump o Jair Bolsonaro, o teorías conspirativas.