Rímac: Anciana de 87 años teme que cierren olla común por alza de precios de alimentos

"No puedo trabajar porque estoy enferma y mis hijos también. El único apoyo que recibo es de esta olla común", expresó Marina Escobar. (Foto: Exitosa)
9 Agosto, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/08/Exitosa-Rímac-anciana-olla-común-alza-alimentos.png

Esta mañana, durante el recorrido que realiza Exitosa Perú en toda Lima Metropolitana, conocimos el caso de Marina Escobar, una anciana de 87 años que teme que cierren la olla común ‘María Auxiliadora’, ubicada en el distrito del Rímac, ante el alza de precios de los alimentos.


También te puede interesar: Rondas campesinas descartan convertirse en “policía política” del presidente Pedro Castillo

En declaraciones a Exitosa, la adulta mayor relató que se encuentra enferma. Y eso no es todo, puesto que su hija padece cáncer a la garganta y su nieta; discapacidad intelectual.


“Soy viuda y no tengo quien me ayude. Quisiera apoyo, por favor. No puedo trabajar  porque estoy enferma y mis hijos también; no sé que hacer. El único apoyo que recibo es de esta olla común”, comentó la mujer.

Por su parte, Marilú Vasquez, la presidenta de dicho comedor popular, contó que hace unas semanas atendían a más de 50 personas, muchos de ellos sobrepasan los 70 años. Sin embargo, tras la inflación registrada recientemente, ahora atienden a menos de 30.

“Yo le pido que nos apoyen porque no tenemos víveres. Hoy en día nadie nos está apoyando. Hacemos la olla con lo que nos regalan en el mercado“, expresó.

Lamentó que por el incremento del valor monetario del aceite y arroz, ya no pueden sostener a estos abuelitos que en esta pandemia se juntaron para asistir a esta olla común.

◼ Mira el video


◼ Contacto de ayuda

Vasquez reveló que hace cuatro meses recibían ayuda de la Municipalidad del Rímac. Hoy, con mucho pesar, manifestó el único que los apoya es el párroco de la zona. “Él nos ayuda en lo que puede, porque tampoco hay”, agregó.

Por ello, pidieron ayuda a las autoridades a fin de continuar alimentando a los vecinos de la zona más vulnerables. Incluso, extendieron ese pedido al presidente de la República, Pedro Castillo.

Las personas o instituciones que deseen ayudar a estas familias, pueden llamar al número 993 396 810. “Ojalá Dios toque su corazón”, enfatizó la presidenta del comedor popular.  Recuerda, cualquier donación, por más mínima que sea, será bien recibida.

Lo más visto en Exitosa