OPINIÓN | Víctor López: “Responsabilidades compartidas, precisiones necesarias”

"En ese bolsón está la diferencia para que uno de ellos pase a la segunda vuelta. Irresponsables que prefirieron irse a la playa o al campo y pagar la multa".
19 Abril, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/04/Lopez-precisiones-necesarias.png

Siempre he dicho que el Perú es un país impredecible electoralmente. Todo puede pasar. Lo posible es imposible; y lo imposible, posible. Han llegado a la segunda vuelta las peores alternativas. Una final inimaginable. Una pesadilla política. Solo ellos son los beneficiados; porque cualquier otro los vencería. No es casualidad, es causalidad, que haya ocurrido. Responsables de todo tipo. Un gobierno inepto, corrupto, indolente, considerado como el peor gestor sanitario del planeta y el peor conductor económico y social de la región. Culpables de miles de muertos por no adquirir en forma adecuada y oportuna pruebas moleculares, oxígeno, camas UCI y vacunas. Entidades fiscales, judiciales y electorales politizadas en favor de unos y en contra de otros. Medios de comunicación, periodistas y encuestadoras sin veracidad, objetividad, imparcialidad y pluralidad; jugando su partido para beneficiar amigos y perjudicar enemigos. Ocultando o alterando información para orientar y desorientar en un sentido u otro. Denigraron, degradaron, desviaron, descartaron, digitaron. Formaron una matriz de opinión pública desfavorable y negativa.


También son responsables los partidos y políticos. Desde los tradicionales y sus candidatos como Lescano que creyeron que no requerían ni la estructura ni dirigentes. O Acuña que empezó tarde y mal. Los emergentes (“vientres de alquiler”) peor todavía. López Aliaga y De Soto tenían la final casi asegurada. Rafael debatió leyendo y mal, sin convicción ni aplomo; se enfrentó torpemente (innecesariamente) con lenguaje inapropiado a emblemáticas periodistas, hablando demás y exagerando; con un extremismo aberrante. Hernando pedante, creído, con raras (por no decir malas) compañías inapropiadas e increíbles en uno de los intelectuales más connotados del mundo. Ambos se cayeron en el último momento. Los otros estaban inflados como estaba visto.

Igualmente, somos los electores que no fuimos a votar, que en conjunto representa un tercio del padrón. Sobre todo, de los sectores medios y altos de Lima que eran simpatizantes de ambos. En ese bolsón está la diferencia para que uno de ellos pase a la segunda vuelta. Irresponsables que prefirieron irse a la playa o al campo y pagar la multa. También tienen incumbencia los que invalidaron su voto o lo anularon, pues en conjunto se acercan a la quinta parte.


Tanto Castillo como Keiko son dos extremos minoritarios con posiciones totalmente antagónicas entre las que tenemos que elegir. Ambos tienen el porcentaje más bajo de las últimas cuatro décadas. Juntos representan menos de la cuarta parte de los electores. La inmensa mayoría no los hemos elegido. Pero lamentablemente tenemos que escoger al menos malo para el país y la población. Cada uno carga su mochila de pasados y presentes desfavorables y negativos. De peligrosos amigos y aliados internos y externos. Será una campaña muy dura. Y más difícil la elección. A pesar de todo, habrá que votar por la libertad y la democracia, por la vida y la salud, por la paz y la tranquilidad, por la equidad y la justicia. Contra la dictadura y el totalitarismo, el crimen y genocidio, la corrupción y la incapacidad comunista comprobada.

  Más de Víctor López:

OPINIÓN | Víctor López: “¿Por quién v(o)tar?”

OPINIÓN | Víctor López: “Las universidades cuestionadas”

OPINIÓN | Víctor López: “Ni veracidad, ni objetividad, ni pluralidad”