Real Madrid le volteó al partido al Manchester City y clasificó a la final de la Champions League

Dicen que la historia no juega, pero la escuadra merengue demostró ayer que en el fútbol sí cuenta.
5 Mayo, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/05/Real-Madrid-Manchester-City-Champions-League-Exitosa.jpg

Pesó la camiseta. En otra jornada épica, Real Madrid le volteó el partido 2-1 a Manchester City en el Bernabeu, con dos goles agónicos de Rodrygo. En el alargue, Benzema remontó la llave y clasificó a su equipo a la final de la Champions League.

También te puede interesar: Copa Sudamericana: Melgar sacó la cara por el Perú y derrotó 2-1 a River Plate de Uruguay

Dicen que la historia no juega, pero el Real Madrid demostró ayer que en el fútbol sí cuenta. Porque siendo estrictos con el nivel de juego, el Manchester City siempre fue favorito. Por algo el partido de ida había terminado 4-3 a favor del equipo inglés, que hoy por hoy, y con el sello distintivo de Pep Guardiola, es una de las máximas expresiones de juego colectivo.

Pero para vencer al Madrid eso no es suficiente. Hay que superar a once camisetas blancas dirigidas por un técnico como Carlo Ancelotti, acostumbrado a ganarlo todo, apoyadas por las tribunas del Santiago Bernabeu, que no dejan de restregar a quién sea, que sólo ellos tienen en sus vitrinas 13 copas de Europa.

Por ello no le bastó al City llegar a este partido con un gol a favor y anotar uno más a los 30’ del segundo tiempo, tras un disparo cruzado de Mahrez. Por ello, no importó que el equipo de Guardiola dominara en posesión y ocasiones de gol casi todo el partido, convirtiendo al portero Courtouis en el primer héroe de la jornada.

Y sí, el portero belga fue el primer héroe del Madrid, porque el segundo aparecería en los minutos finales. Hablamos del brasileño Rodrygo, quien había reemplazado al alemán Kroos a los 68’, y que anotaría un doblete a los 90’ y 91’, para igualar la llave y forzar el alargue.

Solo al iniciar el primer tiempo extra, aparecería el capitán Karim Benzema, para fabricarse un penal y convertirlo él mismo, con frialdad y clase. El resto sería mero trámite. Al final, el Real Madrid ganó 3-1 con el peso de su camiseta, y así aseguró su pase a la final de la Champions League, donde se verá con otro titán europeo, el Liverpool. Paris los espera a ambos el próximo 28 de mayo.

Lo más visto en Exitosa