Proyecto “Sube y Baja” une frontera de México y EE.UU

Los balancines fueron pintados de color rosado para diferenciarse del color oscuro y desgastado del muro que divide a los dos países norteamericanos.
30 Julio, 2019

Lo que parece un simple juego infantil, es la clara visión de que no existen diferencias entre dos naciones que son divididas por gobiernos que promueven la discriminación y la xenofobia.

Este es el caso de la frontera de Nuevo México en Estados Unidos, con la de Chihuaha en México, dos ciudades dividas por una reja que marca el área limítrofe de cada país en la cual fueron instaladas tres “sube y baja” que unen a ciudadanos mexicanos con estadounidenses.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

One of the most incredible experiences of my and @vasfsf’s career bringing to life the conceptual drawings of the Teetertotter Wall from 2009 in an event filled with joy, excitement, and togetherness at the borderwall. The wall became a literal fulcrum for U.S. – Mexico relations and children and adults were connected in meaningful ways on both sides with the recognition that the actions that take place on one side have a direct consequence on the other side. Amazing thanks to everyone who made this event possible like Omar Rios @colectivo.chopeke for collaborating with us, the guys at Taller Herrería in #CiudadJuarez for their fine craftsmanship, @anateresafernandez for encouragement and support, and everyone who showed up on both sides including the beautiful families from Colonia Anapra, and @kerrydoyle2010, @kateggreen , @ersela_kripa , @stphn_mllr , @wakawaffles, Chris Gauthier and many others (you know who you are). #raelsanfratello #borderwallasarchitecture

Una publicación compartida de Ronald Rael (@rrael) el


Esta frontera se ha convertido en el punto de encuentro de los diferentes ciudadanos de los países mencionados con la finalidad de divertirse y compartir pese a su nacionalidad.

El arquitecto Ronal Rael instaló estos tres balancines, conocidos también como “Sube y Baja”, esto lo hizo junto a la también arquitecta Virginia San Fratello, en colaboración con Colectivo Chopeke, como parte de un propósito artístico.

La finalidad de este juego era demostrar que, pese a la construcción de muros entre los dos países, los ciudadanos pueden convivir entre si sin diferencia ni altercado alguno, sin odio ni racismo que caracteriza el mandatario norteamericano.

Los balancines fueron pintados de color rosado para diferenciarse del color oscuro y desgastado del muro que divide a los dos países norteamericanos.

Fuente: AFP