Por primera vez el hospital Cayetano Heredia realiza cirugía en niño con epilepsia resistente

Operación es de alta complejidad y reduce significativamente las convulsiones, mejorando la calidad de vida del paciente.
18 Noviembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/11/porta1-1024x531.png

Por primera vez en sus 51 años de trayectoria, el Hospital Nacional Cayetano Heredia del Ministerio de Salud (Minsa) realizó una cirugía de alta complejidad en favor de un niño con un cuadro de epilepsia resistente, que resultó exitosa.

La operación en el menor cuyas iniciales son J.E.M. tuvo lugar luego que los diversos tratamientos farmacológicos no pudieran controlar las frecuentes crisis de epilepsia resistente que padecía y que fue diagnosticada por los médicos como “esclerosis tempero mesial”.

“Al notar que los medicamentos ya no controlaban sus convulsiones, el equipo médico decide realizar la operación, que consistió en extraer aquella región cerebral donde se origina la crisis epiléptica refractaria, en una intervención quirúrgica que se denomina “lobectomía temporal a medida”, explicó Erick Guevara Oré, miembro del equipo especializado del Servicio de Neurocirugía del Hospital Cayetano Heredia.

Para esta atención especializada, el hospital logró reunir a un experimentado equipo multidisciplinario de profesionales en salud, conformado por neurólogos, pediatras, neurocirujanos, neuropsicólogos y oftalmólogos especializados en cirugía de epilepsia.

Como resultado de la exitosa intervención, el menor, de apenas 12 años de edad, ha recuperado la tranquilidad motora de su cuerpo, mejorando su calidad de vida que había resultado seriamente afectada por el padecimiento.

Según el diagnóstico, la epilepsia resistente o “esclerosis tempero mesial generaba entre 3 y 4 convulsiones al día, lo que daba lugar a situaciones críticas tanto para el paciente como para sus familiares.

Pero ahora, gracias a la reciente operación realizada por médicos del Minsa, los episodios convulsivos que aquejaban al niño se han reducido drásticamente, a un promedio de apenas uno por mes.

Al respecto, el médico especialista indicó que el pequeño paciente tenía un tipo de epilepsia que responde mejor al tratamiento quirúrgico, y por ese motivo se crearon las condiciones necesarias para operarlo.

“En el quirófano, los médicos trabajaron cuidadosamente para no comprometer la visión, memoria y otras áreas importantes del cerebro del paciente”, detalló Guevara Oré.