Por la pandemia, crece el comercio informal en las calles de Huancayo

A raíz de la emergencia sanitaria en el país, muchas personas perdieron sus trabajos y ahora se dedican al comercio ambulatorio.
6 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Huancayo-Crece-el-comercio-informal-en-las-calles-de-Huancayo.jpg

En la ciudad de Huancayo, la pandemia del coronavirus dejó sin trabajos a muchas personas y ha originado que salgan a trabajar a las calles, poniendo en riesgo su salud y la de sus familias.



Exitosa consultó con el gerente de Promoción Económico y Turismo de la Municipalidad de Huancayo, Erick Prudenci Cuela, quien sostuvo que el comercio ambulatorio ha aumentado en un 120% y, que, los nuevos comerciantes, han ocupado calles que no estaban destinadas para esta actividad. Asimismo, agregó que han aparecido nuevos rubros de comercio como la venta de mascarillas, guantes, entre otros insumos de higiene.

“La fuerza laboral que antes trabajaba en otros rubros comerciales que se han visto afectados por la pandemia del coronavirus está teniendo que buscar nuevas formas de ganarse la vida y se amparan en el comercio ambulatorio. Como municipio nos queda tratar de controlarlos, darles zonas y horarios de trabajo para que puedan vender sus productos”, sostuvo Prudenci Cuela.


Hasta antes de la llegada de la pandemia un promedio de 6,000 comerciantes ocupaba los jirones Ica y Cajamarca, y avenida Ferrocarril, zonas destinadas para este sector laboral; sin embargo, durante agosto de este año la cifra de se duplicó a 12,000, según cifras de Prudenci Cuela; trayendo como consecuencia el aumenta del sector comercio ambulatorio informal en los jirones Piura y Tarapacá.

Jorge Huamán, comerciante informal, se dedicaba a la venta de juegos recreativos para fiestas infantiles, la pandemia le obligó a cambiar de rubro y ahora se dedica a la venta de mascarillas. Mientras que Cristina Ramos anteriormente laboraba como ayudante en la venta de ropas. “Como han reducido personal, me despidieron”, enfatizó.

El comercio informal en la Huancayo aumenta el riesgo de contagio, pero como dicen muchos ambulantes cuando son consultados : “Si no me mata el virus, me va a matar el hambre”. Una frase que evidencia el panorama laboral de la ciudad.