Población puede atenderse en centros de salud privados y públicos en caso de emergencia

Condicionar la atención de una persona en situación de emergencia es una infracción “muy grave” que se sanciona con una multa de 500 UIT o con el cierre definitivo.
13 Noviembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/02/minsa-e1559669851327.jpg

El Ministerio de Salud (Minsa) recordó a la ciudadanía que tiene el derecho de ser atendida en cualquier establecimiento de salud, sea privado o público, de manera inmediata y oportuna, en casos de emergencia, tal como lo dispone la Ley General de Salud, N° 27604.

Asimismo, se informó que la atención del servicio de emergencia no está condicionada a la presentación de documento alguno (por ejemplo, el DNI), ni a la suscripción de pagaré, letra de cambio o cualquier otro medio de pago.

Al respecto, la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud), organismo técnico del Minsa, indicó que negar o condicionar la atención de salud de una persona en situación de emergencia está catalogada como una infracción “muy grave” en el Reglamento de Infracciones y Sanciones de Susalud.

Las infracciones muy graves pueden ser sancionadas con una multa de hasta quinientas (500) UIT, es decir con hasta dos millones cien mil soles o con el cierre definitivo de la institución prestadora de servicios de salud.

Susalud despliega estas acciones a fin de proteger los derechos en salud de la población y evitar su vulneración. Frente a un paciente que ingresa por emergencia, el establecimiento no puede exigir o anteponer el pago o trámite alguno para brindar la atención en salud, ni siquiera la presentación del DNI.

“Independientemente si tiene seguro o no, la persona que tiene una emergencia debe de ser atendida en un establecimiento de salud y una vez que el paciente no presente ningún riesgo para su vida o salud, recién se verá si tiene un seguro para que se pueda canalizar el pago o en caso no lo tuviera para que la familia pueda asumir los gastos, producto de la atención”, enfatizó el Superintendente Nacional de Salud, Carlos Acosta Saal.

De acuerdo a ley, se entiende como emergencia cualquier situación que supone estado de grave riesgo para la vida y la salud. El parto es considerado una condición de emergencia, estando los establecimientos obligados a prestar atención mientras subsista el momento de riesgo para la gestante o la del niño.