Piura: Sacerdote impartió la bendición a pacientes infectados de COVID-19

Además, el cura aprovechó para realizar la unción de enfermos a más de 200 pacientes contagiados con la enfermedad.
20 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/sacerdotee.png

Por: Omayra Feijoó – Corresponsal en Piura

Dicen que donde acaba la fuerza de los médicos, empieza la de Dios. Para el padre Martín Chero, párroco de la Parroquia Santa Rosa de Piura, pertenecer a la población de riesgo no es impedimento para llevar la bendición y renovar la fe a los pacientes COVID-19 del área de Hospitalización y de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del nosocomio del distrito Veintiséis de Octubre.

Esta es la séptima vez que el sacerdote ingresa hasta las áreas más contagiosas del hospital y anuncia que tal vez después de esta visita no vuelva porque le han dicho que debe cuidar su salud. “Siempre digo ‘ya, esta es la última vez’, pero siempre vuelvo. Es que es mi trabajo y no puedo dejar de hacerlo”, dijo.

Y parte de su trabajo ha sido dar la unción de los enfermos a más de 200 pacientes COVID-19. “Al inicio llevaba la cuenta de los muertos, pero luego llegó un momento en el que ya es imposible”, recalcó.

Su recorrido empieza en las oficinas administrativas. Lleva el Corpus Christi en alto e ingresa a la zona de Hospitalización, donde hay 167 pacientes. Ahí, la mayoría de contagiados son adultos mayores aunque también hay jóvenes adultos.

Aquellos que pueden, se reincorporan para pedir la bendición del padre; los que no, tratan de levantar las manos en dirección a la imagen del Corpus Christi. Entre balbuceos, un enfermo piden agua; otro, pide a la enfermera que regule el balón de oxígeno porque necesita más aire y no puede respirar.

Por los pasillos, el personal médico también pide una bendición. El recorrido continúa hacia las dos áreas de Neonatología y a la UCI Pediátrica. Entre estas tres zonas, hay aproximadamente 20 bebés. Unos 5 están en incubadora. Un pequeño de dos meses de edad ha logrado superar el virus tras 12 días de hospitalización y su madre pide una bendición para su pronta mejoría.

Las 17 camas de UCI están ocupadas. Los pacientes están conectados a un ventilador mecánico, la mayoría de ellos están inconscientes y “decúbito prono” -el término médico para la posición en la que los enfermos están boca abajo para que reciban más aire.

“Padre venga a bendecir a un paciente, hoy ha ocurrido un milagro”. El pedido del médico intensivista Cristhian Dávila Carbajal rompe la ruta que sigue el padre. En una de las camas de UCI, un efectivo policial está consciente tras 20 días de haber permanecido conectado a un ventilador mecánico.

“Hoy día ha sido una bendición desconectarlo del ventilador mecánico, es un logro, más que todo es un milagro. Agradezco al personal médico que nos sigue brindando fortaleza bajo todas las dificultades que hemos tenido”, dice el doctor.

El sacerdote cuenta que el último 4 de mayo vivió uno de los momentos más críticos del hospital y de los pacientes: la falta de balones de oxígeno. “Entré y vi en las puertas que no había oxígeno y mucha gente empezó a morir por eso. Desde ahí, junto a monseñor José Antonio (Euguren) iniciamos una campaña para comprar oxígeno”, explica.

Así nace la campaña Oxigenemos Piura, que hasta el momento ha logrado entregar 162 balones de oxígeno que han sido distribuidos a los hospitales Santa Rosa, Cayetano Heredia, Apoyo II de Sullana y otros centros de salud.

Su trabajo ahora es más necesario que nunca porque, pese a que los especialistas señalan que la tasa de infectados está disminuyendo, la Dirección Regional de Salud (Diresa) Piura registra 1009 muertos y 16409 contagiados en toda la región.