Piura: rondas vecinales se enfrentan a la delincuencia ante abandono de sus autoridades

A los vecinos no les ha quedado más opción que organizarse así porque, según dijeron, la Policía y los serenazgos “brillan por su ausencia”.
12 Junio, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/06/Piura-juntas-vecinales-delincuencia-exitosa-noticias.jpg

Cansados del aumento de la tasa de criminalidad y de la inacción de las autoridades, muchos vecinos de los asentamientos humanos de la ciudad de Piura se han visto en la obligación de organizarse como comunidad para contrarrestar la ola de robos a mano armada que muchas veces terminan en tragedia.

También te puede interesar: UGEL Piura sobre agresores de escolar: No podemos expulsar ni separar del sistema educativo a ningún estudiante

Tal es el caso de los vecinos del asentamiento humano San Francisco de Asís. Ellos se han organizado en grupos de diez personas para patrullar las zonas más oscuras del ‘barrio’ desde las 8 de la noche, horario en que se registran más actos delictivos en la localidad.

René Cruz, rondera del AA.HH. San Francisco de Asís, detalló – a Exitosa Perú – que ella y sus vecinos decidieron organizarse de esa forma ante la falta de ayuda de la Policía. Según contó, las únicas autoridades que llegan al lugar tras una fechoría son los serenazgos.

“Salimos las madres de familia y señores para cuidar a nuestro asentamiento, lo hacemos casi todas las noches. Llamamos a la comisaría y nunca vienen, más bien solo viene el serenazgo; entonces decidimos trabajar directamente con el serenazgo”, detalló la moradora.

De la misma forma, los vecinos del asentamiento humano Pachitea se han organizado con los directivos de las Juntas Vecinales Comunales (JUVECOS) para patrullar sus calles ante la ola de asaltos a mano armada que se registran en la zona.

También te puede interesar: Ministerio Público abrió investigación de oficio por caso de agresión a escolar en Piura

Según cuentan, apenas una vez al mes acuden los serenos y los agentes policiales para un patrullaje en conjunto.

“Que patrullen una hora al mes, no es nada. Es como si nos estuvieran abandonando, les pido más apoyo (a la Policía). Al alcalde de Piura le pido que se ponga la mano al pecho porque sus serenos no nos acompañan y brillan por su ausencia”, detalla Óscar Núñez, coordinador de seguridad ciudadana de JUVECO Pachitea.

Mientras tanto, en el asentamiento humano La Victoria, una de las zonas rojas de la ciudad a causa de los atracos y robos en vehículos, un grupo de jóvenes tomó la iniciativa de patrullar durante toda la noche. Sienten que de esa forma pueden cuidar a sus vecinos que son víctimas de la delincuencia.

“Nosotros no recibimos ningún tipo de apoyo de la autoridad y cuando se presenta un caso las autoridades llegan a las dos horas, cuando el hecho (delictivo) se ha consumado”, narra Guillermo Zapata, joven rondero.

  Piden estado de emergencia

Así como estas juntas vecinales que se han organizado para combatir en la delincuencia, hay muchas otras en Piura, sobre todo en las zonas más vulnerables donde la Policía y el serenazgo tardan horas en llegar ante un llamado de auxilio. En la región, la población clama por el estado de emergencia porque los robos se han convertido en ‘pan de cada día’.

Otras noticias en Exitosa: