Piñera decreta toque de queda y suspende alza de pasajes

Emergencia. Chile enfrenta violentas protestas incendiarias y vandalismo contra estaciones del Metro y buses. Presidente califica actos de "brutal violencia delictual.
20 Octubre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/10/NOTA-1-25-1280x853.jpg

En medio de las protestas que por tercer día vivió Santiago, el jefe de la Defensa Nacional general Javier Iturriaga -designado por el Gobierno la noche del viernes- decretó el toque de queda desde las 22 horas de ayer hasta las 7 horas de hoy en las provincias de Santiago y Chacabuco, y diversos puntos del país.

Entre tanto, el presidente Sebastián Piñera suspendió el alza de tarifa de Metro, y condenó la “brutal violencia delictual” registrada durante las manifestaciones. El Dignatario aseguró que ha escuchado “con humildad y mucha atención” las demandas de la ciudadanía. Aclaró que será necesario “la aprobación de una ley muy urgente”:
Desde el pasado lunes, miles de personas, en especial estudiantes de secundaria y universitarios, realizan protesta por el alza de 30 pesos en el precio de los billetes del metro decretado hace dos semanas, hasta los 830 pesos actuales (unos 1,2 dólares) en hora punta.

“Todos los ciudadanos tienen derecho a manifestarse pacíficamente. Comprendo que tienen buenas razones para hacerlo, pero nadie tiene derecho a actuar con la brutal violencia delictual de los que han destruido, incendiado o dañado más 78 estaciones del Metro de Santiago”, dijo Piñera.

Estas fueron las palabras con las que Piñera comenzó su discurso ayer por la tarde, luego de una violenta jornada de enfrentamientos entre civiles y fuerza policial. A pesar de que anunció que concedería la principal demanda que ha levantado la ciudadanía —suspender el alza de la tarifa del pasaje de Metro—, el Mandatario mantuvo un duro tono contra las protestas.

“Han logrado destruir y dañar severamente algo que nos pertenece a todos y que con tanto esfuerzo hemos construido”, dijo el Presidente. “Es contra esos delincuentes, y no contra los compatriotas que se manifiestan pacíficamente, que hemos invocado la Ley de Seguridad del Estado, para poder identificarlos, perseguirlos, juzgarlos y castigarlos”, añadió.

Sin embargo, a pesar de la condena del jefe de Estado a los actos violentos, la policía informó que nuevos enfrentamientos estallaron entre manifestantes y la policía en varios puntos de Santiago, donde rige desde la víspera el “estado de emergencia” decretado por el gobierno para hacer frente con militares a la extendida protesta social en Chile.

Las manifestaciones de protesta empezaron con un “cacerolazo” popular, con miles de familias haciendo sonar ollas y sartenes hasta que derivaron el viernes en enfrentamientos entre encapuchados y las fuerzas especiales de la policía y militares.

Los ataques incendiarios obligaron a suspender el sistema de autobuses público de Santiago.

Ángulo

Lo que dejan las protestas

El toque de queda obliga a las personas a estar en sus hogares y lo que lo necesiten deben pedir salvoconducto.

El general inspector de Carabineros, Mauricio Rodríguez, informó que se registraron 308 detenciones de personas involucradas con los hechos vandálicos, 187 heridos, aparte de 156 carabineros lesionados, 5 de ellos con lesiones graves.

También, 49 vehículos policiales dañados por acción vandálica, 78 estaciones de metro y 16 buses siniestrados. El sistema del Metro transporta diariamente tres millones de personas.