Pescador de 40 años estudia primaria en Aprendo en Casa y sueña con convertirse en ingeniero

A pesar de no poder caminar debido a que de bebé contrajo Poliomielitis, Edwin Marreros (40) persigue su sueño de convertirse en ingeniero pesquero.
29 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/pescador-ingeniero-aprendo-en-casa.jpg

Nunca es tarde para tratar de lograr nuestros sueños. Esto nos lo recuerda a diario, el pescador Edwin Calmer Marreros Santoyo, chimbotano de 40 años que, cuando era un bebé de 10 meses, contrajo Poliomielitis, enfermedad que le inmovilizó las piernas. Él no culminó la primaria, debido a que en aquellos tiempos los compañeros se burlaban de él y aunque nunca se amilanó, decidió buscar trabajo y ayudar en la economía de mi hogar.

Durante su infancia recuerda haber ido todos los días al muelle a pedir pescado. Al inicio lo que le daban lo llevaba a casa para comer con su familia, hasta que un día se le ocurrió venderlo y así ganó su primera propina. Luego empezó a lavar pescados y mariscos lo que le permitió conocer a mucha gente.

A los 25 años llegó a Pucusana, pensando que nuevos retos le esperaban. Sin embargo, la explotación fue flor del día, y no podía entrar al varadero, porque no tenía el carnet de pesca artesanal.

En el 2016, ya en el Puerto de Ilo, profesores del Centro de Educación Básica Alternativa (CEBA) Vicente López de Oñate del Ministerio de Educación, llegaron al muelle promocionando las clases de Educación Básica Alternativa (EBA). No dudó en preguntar si tenían clases para primaria, turno noche y le dijeron que sí. Al día siguiente 5:15 p.m. ya estaba en el CEBA.

El primer día de clases le costó mucho agarrar el lapicero, pero le puso muchas ganas y logró hacer promoción del ciclo Intermedio. Luego pasó al ciclo Avanzado del Programa de Pescadores 2 X 1 de la forma de atención semi presencial y hasta fue elegido presidente del Consejo de Participación Estudiantil de su centro de estudios.

Hoy, sigue las clases por Aprendo en Casa para EBA, a través del Whatsapp y el Zoom, y está plenamente seguro que gracias a ello concluirá su educación básica satisfactoriamente y postulará a la universidad para Ingeniería Pesquera. “Pues, el mar y yo somos inseparables y estaremos unimos para siempre” remarcó Edwin.