Partido Civilista y la epidemia de las argollas del siglo XIX

Esa perniciosa presencia en la política y el Estado, como el mundo económico.
15 Mayo, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/05/Partido-Civilista-y-la-epidemia-de-las-argollas-del-siglo-XIX-Exitosa.jpg

¿La argolla y la repartija es un mal de los últimos tiempos? Para César R. Nureña, eso viene con la República. En su artículo “La epidemia de argollas” de la web, nos ubica cómo ya el gran historiador Jorge Basadre en su Historia de la República del Perú, menciona que la epidemia de dengue llegada a Lima en 1877 recibió localmente el nombre de “la argolla”.

Al respecto, citando a Basadre indica que esa epidemia también se le denominó “emisión Meiggs”, en alusión al ingeniero Henry Meiggs, encargado de la construcción de ferrocarriles impulsada en ese entonces por el Partido Civil, liderado por el presidente Manuel Pardo (1872-1876).

En un artículo sobre la morgue de Lima, Luis Jochamowitz sugiere que ésas habrían sido formas de ironizar sobre la “calamidad de los tiempos”, refiriéndose posiblemente a un descontento con las elites políticas, toda vez que “La Argolla” era el apelativo del Partido Civil, con el que sus opositores enfatizaban su carácter “exclusivista”, mientras que los sectores populares llamaban “argolla” no solo a los políticos civilistas, sino también a diversos grupos privilegiados, como los “banqueros” o la “clase rica”.

“En España y sus colonias americanas, la argolla había sido usada durante siglos como instrumento de sujeción, castigo, esclavismo y servidumbre, por lo que llegó a simbolizar al estamento aristocrático, terrateniente o señorial, e incluso al Antiguo Régimen en su totalidad”, añade.

Desde entonces, los peruanos han empleado la idea de “argolla” atribuyéndole múltiples sentidos, para expresar malestares u oposiciones frente al poder y a las figuras de autoridad, reconociendo su perniciosa presencia en la política y el Estado, el mundo económico y laboral, las organizaciones civiles, entre otros.

En los pocos trabajos dedicados a las argollas en la sociedad peruana, la argolla suele ser definida como un tipo de grupo, una red de personas o “camarilla” que aprovecha.

También puedes leer: Gobierno designó a Máximo Pérez Zevallos como nuevo presidente del Instituto Peruano del Deporte

Más información: