Papa Francisco pidió destinar dinero de armamentos a hospitales que combaten la pandemia

En su cumpleaños número 84, el Sumo Pontífice también exhortó a los líderes mundiales que lo apoyen en la lucha contra la pobreza.
17 Diciembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/12/francisco.jpg

En su cumpleaños número 84, el papa Francisco pidió a los líderes mundiales destinar el dinero utilizado en la compra de armamentos hacia los centros de salud (hospitales) que combaten la crisis sanitaria por la pandemia de la COVID-19.



En su mensaje por el Día Mundial de la Paz de la Iglesia Católica Romana, que se festejará el próximo 1 de enero, el Sumo Pontífice también exhortó que el fondo global designado a los armamentos se use en cambio para ayudar a eliminar la pobreza.

“Qué decisión tan valiente sería establecer un Fondo Global con el dinero gastado en armas y otros gastos militares, con el fin de eliminar el hambre de forma permanente y contribuir al desarrollo de los países más pobres”, expresó.


Puedes leer también: Francisco Sagasti a la población “No esperen para acudir a un centro de salud”

Este anuncio anual se envía habitualmente a los mandatarios, gobiernos, entidades internacionales e instituciones religiosas. Este 2020 se denominará “Una cultura del cuidado como camino hacia la paz”.

“¿Cuántos recursos se gastan en armamento, especialmente armas nucleares, que podrían usarse en prioridades más importantes como garantizar la seguridad de las personas, la promoción de la paz y el desarrollo humano integral, la lucha contra la pobreza y la prestación de servicios de salud?”, manifestó.

Acotó que “los problemas globales como la actual pandemia de COVID-19 y el cambio climático solo han hecho que estos desafíos sean aún más evidentes”.

Te puede interesar: Comerciantes de Mesa Redonda aseguran que aglomeraciones se deben a mala gestión de alcalde de Lima

Cabe mencionar que, durante la gestión del papa, la Iglesia ha fortificado su posición contra las armas nucleares y ha solicitado su anulación total. En 2017, el sumo pontífice señaló que las naciones no deberían guardarlas ni siquiera con fines disuasivos.

Francisco, que ha cuestionado constantemente el llamado “nacionalismo de las vacunas”, indicó que los Estados más pobres no deben quedarse atrás en la batalla contra el coronavirus.