Papa Francisco: “El individualismo radical es el virus más difícil de vencer”

Papa anuncia su nueva encíclica y cuestiona el “dogma neoliberal”, al que califica de “pobre, repetitivo, que siempre ofrece las mismas recetas”.
5 Octubre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/10/Papa-Francisco-El-individualismo-radical-es-el-virus-más-difícil-de-vencer.jpg

El papa Francisco denunció ayer las desigualdades y el “virus del individualismo” en su nueva encíclica titulada “Fratelli tutti” (Hermanos todos), en la que pide el fin “del dogma neoliberal” e insta a la fraternidad “con hechos y no sólo con palabras”.



En su tercera encíclica, de 84 páginas, el pontífice argentino retoma los temas sociales abordados a lo largo de siete años y medio de pontificado y reflexiona sobre un mundo azotado por las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

En el documento, escrito en español, que mantendrá el título en italiano en todos los idiomas, Francisco condena el “dogma neoliberal”, un “pensamiento pobre, repetitivo, que propone siempre las mismas recetas frente a cualquier desafío que se presente”.


El Dato: “El mundo de hoy es en su mayoría un mundo sordo”, apunta el papa, que pide también una reforma estructural de las Naciones Unidas, reitera la total oposición de la iglesia a la pena de muerte y habla de la cuestión de la deuda externa de los países que “debe ser pagada pero sin perjuicio al crecimiento y subsistencia de los países más pobres”.

“La especulación financiera con la ganancia fácil como fin fundamental sigue causando estragos”, advierte y agrega que “el virus del individualismo radical es el virus más difícil de derrotar”.

“Es posible aceptar el desafío de soñar y pensar en otra humanidad. Es posible anhelar un planeta que asegure tierra, techo y trabajo para todos”, recalca el papa, un pedido que ha lanzado en varias ocasiones durante sus viajes a los países más pobres y olvidados.

También te puede interesar: Covid-19: París en alerta máxima ante colapso sanitario

En su nueva encíclica, Francisco reivindica el derecho de todo ser humano de vivir “con dignidad y desarrollarse plenamente” y recuerda que la pandemia evidenció la incapacidad de los dirigentes de actuar conjuntamente en un mundo falsamente globalizado.

“La fragilidad de los sistemas mundiales frente a las pandemias ha evidenciado que no todo se resuelve con la libertad de mercado», subraya.