Pacora, el pueblo lambayecano que consumió agua con arsénico y dejó 192 niños contaminados

Uno de los menores afectados por el arsénico en el agua empezó a mostrar afectaciones en la piel y vejiga.
28 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/Pacora-el-pueblo-lambayecano-que-consumió-agua-con-arsénico-y-dejó-192-niños-contaminados-1.jpeg

Pacora es abastecida de agua potable con camiones cisterna hace más de 12 meses, sin embargo, esta dotación es insuficiente para ellos. Pero eso no es todo, ya que a finales del 2018 se dio a conocer – según la corresponsal – que los pacoranos consumían agua contaminada con arsénico, fecha en la cual vienen exigiendo que el distrito sea declarado en emergencia.

No obstante, en setiembre de 2019 se realizó un tamizaje a 312 niños, de 6 y 12 años de edad, de los cuales 192 menores resultaron con altos niveles de arsénico en su organismo. Ante el clamor popular, Exitosa llegó al sector La Victoria, en el caserío de Pueblo Viejo, a tan solo 10 minutos del centro de Pacora, para constatar el pozo que abastecía de agua a la localidad y que tuvo que ser cerrado por contaminante.

“La aglomeración de los que están recogiendo su agua, es donde va a existir mayor contagio. Le pido al gobierno central que nos apoye ne la declaratoria de emergencia que venimos pidiendo desde el año pasado”, manifestó Virgilio Arboleda, alcalde de Pacora.

Esta es la triste y cruda realidad de los vecinos de esta olvidada zona. No es suficiente las cisternas de agua que llegan a este caserío y dejan la dotación a las familias. Mientras que las tinas, baldes, ollas y bidones esperan en las puertas de las casas para ser abastecidas, otros pobladores – con pancarta en mano y respetando el distanciamiento social- exigen agua purificada libre de arsénico.

“Ya tenemos cerca de año y medio que estamos sufriendo con el agua. En primer lugar, porque el agua está con el arsénico, y porque tenemos niños y personas mayores. Las cisternas que nos abastecen por parte de la Municipalidad nos dejan una vez a la semana o máximo y dos y no nos abastecemos para todos. Como estamos viviendo en esto de la pandemia, queremos para lavarnos las manos”, manifestó una pobladora.

Además, recalcó que su sobrino, quien tiene 7 años, fue uno de los afectados por el arsénico en el agua y reveló que los principales síntomas que mostraba el menor era que orinaba a cada instante y lesiones dérmicas en todo su cuerpo. Esto coincide con lo expresado por la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades, quienes concuerdan con las afectaciones reveladas por la pobladora de Pacora.

Gabi García, pobladora del Sector de la Victoria, también contó que su sobrino presentaba los mismos síntomas que el caso anterior mencionado. “La piel se le puso blanca, picazón, se sentía muy incómodo. Nos dicen que no hay tratamiento, y que solo lo alimentemos. No se cuál será el motivo pero hasta ahora no nos dan la solución”, manifestó.

Un distrito en el olvido en épocas de la pandemia de la covid-19. Son más de 1500 familias que viven el drama de no tener agua en sus casas. Desde el gobierno regional, poco se hace para mejorar la situación de Pacora, y más aún, la gerencia regional de salud de Lambayeque, que dejó en el olvido el tratamiento para los menores que tienen la sangre contaminada con arsénico, más del límite permitido.