OPINIÓN | Víctor López García: matan, roban, engañan, mienten y ganan

Para los rojos y caviares los otros son ineficientes, inmorales y asesinos, cuando en la realidad de los hechos históricos, son ellos los corruptos y criminales.
20 Mayo, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/05/personas-marchando.jpg

Son los rojos y caviares que navegan con bandera de inocencia cuando son tremendos culpables en todo orden de cosas. Acusan a los demás de los males del mundo y la humanidad.

Para ellos los otros son ineficientes, inmorales y asesinos. Cuando en la realidad de los hechos históricos, son ellos los mas incapaces, corruptos y criminales. En el país (Humala, Toledo, Villarán, Acurio), en América Latina (Chávez, Maduro, Ortega) y en el mundo (Unión Soviética, Corea del Norte, Cuba).

A escala global han matado más gente que los fascistas. Hicieron de los gulags lo más parecido a los campos de concentración. Los jerarcas y sus familias se han enriquecido más que nadie (confundiendo partido con Estado). En el pasado en los países socialistas ahora con la Patria de Bolívar. Engañan con el cuento de la revolución y terminan haciendo una “robolución”. Ningún modelo inspirado en el marxismo leninismo castrismo y demás puede mostrar una experiencia exitosa en ningún lugar del mundo. Ideas equivocadas; prácticas erróneas. Del pasado al presente, la mentira sigue siendo su divisa.

Sin embargo, los rojos y caviares siempre ganan, porque se limpian con suma facilidad, se reinventan, se reinsertan y ejercen el poder como si nunca hubieran tenido nada que ver con los resultados negativos para el país y la gente de sus identidades y compromisos militantes. Se hicieron los ciegos y los sordos ante esos modelos políticos totalitarios y policiacos, que negaron la libertad y la democracia; socialmente dominados por una nomenclatura elitista y marginal que mantuvo la exclusión y la pobreza; económicamente atrasados en ciencia y tecnología.  Se derrumbó el comunismo soviético demostrando su fracaso absoluto y nunca hicieron una autocrítica a su apoyo militante y usufructo continuo a dichos países que les financiaron el turismo político, los estudios y la reproducción de su modo de vida. Se hicieron los locos. Y se reciclaron con todo al mercado y la democracia. Nada que ver con las purgas y los crímenes stalinistas. Como si nada hubiera pasado, y estuvieran sin pasado vergonzante, aparecieron más bien enarbolando las banderas de las libertades democráticas, los derechos humanos y civiles, la defensa de la ecología y el medioambiente, a los movimientos de las minorías; entre otras causas que son desde hace algún tiempo, el nuevo “territorio político” que han demarcado como propio (y también la “ideología de género)

Para ellos los rateros son solamente de la derecha. Los rateros caviares y rojos no lo son. En todo caso, como antes, son tan solo “expropiadores”. Por eso, también se hacen los idiotas con los ex alcaldes y ex gobernadores regionales que han militado en sus filas. Y más aún guardan distancia de los gobiernos corruptos de Toledo, Humala, PPK que apoyaron y usufructuaron. Fueron sus ministros y congresistas, sus asesores y funcionarios; pero no hicieron nada, no saben nada. Y siguen por la vida institucional y organizacional como si fueran puros e íntegros. Con ellos no es.