OPINIÓN | Víctor López: “El hipócrita discurso rojo, caviar, morado”

"Ahora blindando al anterior y actual gobierno, que es lo mismo, en el que participan y por ello son culpables de incapacidad, corrupción, indolencia y genocidio".
8 Marzo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/03/Lopez-Discurso-rojo-caviar-morado.jpg

Sagasti, rojos, caviares y morados se oponen a que privados importen vacunas, con el relato que favorecería a quienes más tienen, sin considerar que sería principalmente para sus trabajadores y familiares, de modo que puedan producir. Así, se reactivaría la economía y ayudaría al gobierno en reducir el gasto de un importante segmento poblacional. Sobre todo, ante una comprobada colosal incapacidad, inmoralidad e indolencia en la gestión sanitaria considerada la más desastrosa del mundo. En particular, la escandalosa compra de las inyecciones chinas, las peores y las más caras del mercado; de las que no sabemos el precio, ni la real eficacia. Solo se conoce algo del corrupto uso de las mismas por parte del lagarto rata, su entorno y cómplices. Evidencia que se usaron como instrumento de venta y quién sabe que más aparecerá después en ese régimen putrefacto.


El argumento principal es que se crearía una asimetría que rompería la igualdad que solo las vacunas públicas pueden garantizar. Resulta increíble que ahora crea en la uniformidad. Precisamente él, que fue un liberado privilegiado (junto con otro famoso camarada congresista fallecido) por los criminales terroristas del MRTA (a los que pidió autógrafo) que tomaron la casa del embajador de Japón. En ese momento él no esgrimió el discurso de la correspondencia en el trato y quedarse hasta que los liberen a todos. Lo que sí hizo, en una actitud coherente y ejemplar el Padre Juan Julio Wicht; que prefirió quedarse a compartir la (mala) suerte de los demás.

Además, habla desde la seguridad de haber sido ya inmunizado; aun cuando los últimos destapes informan de la probable ínfima eficiencia de las vacunas chinas; que, de ser cierto, sería mucho más grave que todo lo conocido hasta ahora. Porque no solo se trataría de incapacidad, corrupción, indolencia; sino de explícito genocidio, inoculando con bajísimos porcentajes de efectividad. Hasta ahora, el gobierno ha rechazado el informe, aduciendo que es preliminar. También acusando al medio y periodista de sabotaje y sedición. Se han unido apabullantes todas las izquierdas, sus candidatos, sus medios de comunicación y periodistas.


Como siempre, en las izquierdas marxistas gobernantes, el doble discurso y moral. Hace unos días una significativa espontánea movilización popular evitó que el discutible JNE se bajara las candidaturas de López Aliaga y Forsyth. Los medios mermeleros se opusieron a la marcha (dizque) por razones sanitarias; que las obviaron cuando ellos fueron los instigadores de las revueltas para evitar la vacancia de Vizcarra. Aunque luego salieron ganando, tumbando a Merino y tomando el Ejecutivo y Legislativo. Siendo el mismo proceso, a uno lo llaman “golpe” y al otro no.

Así son estos rojos, caviares y morados, que acusan de conspiración. Antes confabulados con los terroristas criminales genocidas, sus hermanos ideológicos de Sendero Luminoso, los justificaron como luchadores sociales. Ahora blindando al anterior y actual gobierno, que es lo mismo, en el que participan y por ello son culpables de incapacidad, corrupción, indolencia y genocidio. La Comisión de la Verdad de la Pandemia lo demostrará. Ya basta de hipocresías marxistas.

También puedes leer: OPINIÓN | Víctor López: “Cien días de continuismo”

También puedes leer: OPINIÓN | Víctor López: “¿Estado fallido o país fallido?”

También puedes leer: OPINIÓN | Víctor López: “Miseria de la política y políticos miserables”