OPINIÓN | Víctor López: “Crisis integral y gobernabilidad democrática”

"Seguimos siendo un país que no se ha reencontrado con su identidad nacional y su compromiso popular".
14 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Crisis-integral-y-gobernabilidad-democrática.jpg

Desde su independencia formal en 1821, hace casi 200 años, el Perú siempre ha estado en crisis de baja, mediana o alta intensidad y extensidad; ya sea económica, social o política, sobre todo, que ha sido la madre de todas las situaciones difíciles y graves que hemos confrontado. La mayor parte de nuestra historia republicana ha sido de enfrentamientos entre caudillos militares, y solo a veces civiles, que se han disputado el poder. Hemos  tenido más regímenes autoritarios, dictatoriales y tiránicos que gobiernos civiles y democráticos. El dinero o la fuerza, más que la inteligencia, fue el factor que explicaba llegar a Palacio. Faltó instituciones y organizaciones, líderes y gobernantes con aptitudes actitudes. Desde entonces hasta ahora, no gobiernan los mejores; sino algunas veces los peores, incapaces e inmorales.



Algunos personajes emblemáticos que hemos tenido nunca llegaron. Quedaron sus ideas, sus ejemplos.

Llegaremos al bicentenario sin haber cumplido siquiera con los objetivos fundamentales de desarrollo económico, progreso social, transformación política. Sin modernidad, ni modernización. Seguimos siendo un país que no se ha reencontrado con su identidad nacional y su compromiso popular. Somos una simbiosis de formalidad e informalidad, de legalidad e ilegalidad. Sin partidos verdaderos y sin clases dirigentes. No hay lucidez, ni coherencia. Son pocos los políticos, empresarios, trabajadores que tienen visión y misión de nación; y están dispuestos a impulsar un Proyecto Nacional. La inmensa mayoría de la población no tiene confianza, ni credibilidad en los políticos y gobernantes. Creen que casi todos son incapaces y corruptos. Ahora con la agudización de la crisis mundial y nacional que ha traído la pandemia hay inseguridad e incertidumbre. Peor aún si somos los líderes globales del fracaso por los pésimos resultados sanitarios, económicos y sociales.


El escenario se torna mucho más complejo y complicado por la agudización de la crisis de gobernabilidad producto de los últimos audios de la vergüenza conocidos por todos, que pone en cuestión la ética y la moral presidencial al borde de hechos delictivos que ponen en agenda la vacancia presidencial por parte del mismo Congreso que fuera configurado “gracias” al “cierre ilegal” del anterior por el propio Vizcarra. Todo puede ocurrir en el marco de la Constitución y las leyes. Esperemos que así sea. Pase lo que pase, ya el presidente perdió la legitimidad. Ojalá no se pierda la gobernabilidad democrática.