OPINIÓN | Víctor López: “¿Animales políticos o políticos animales?”

"Hemos retrocedido. Antes había partidos con ideas y militantes con ideales. Ahora partidos personales, familiares, grupales, empresariales".
28 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Víctor-López-Animales-políticos-o-políticos-animales.jpg

Una de las frases más conocidas universalmente es la de Aristóteles, “el hombre es un animal político por naturaleza”; que ha dado pábulo a que se generalice en el sentido que todos somos políticos. Es así, de diversas maneras. Ocurre en las democracias donde el voto tiene el mismo valor; cualquiera que sea el nivel económico y social de los electores. En las elecciones todos somos iguales; aun cuando no lo sea realmente. Porque un problema estructural e histórico es la desigualdad y la pobreza.

Como también la educación y la cultura. Ambos se expresan en cada comicios. Candidatos que no apelan a las ideas; sino a las dádivas. Postulantes que no proponen ideas; sino aducen acusaciones, agresiones, descalificaciones. Las campañas son festivales de falsedades y mentiras, populismos, radicalismos, extremismos. Aún parte significativa de los votantes lo hacen más por la emoción y el sentimiento; menos por la razón o pensamiento. Pocos votan por ideas, más por acciones. Es condicionante o determinante la influencia de los medios de comunicación, periodistas y analistas. Para ganar o mantenerse en el poder. El presente escenario es una muestra.

Siguen vigentes las sencillas preguntas que hace más de 2300 años planteara Aristóteles ¿Quién gobierna? y ¿en nombre de quién gobierna? Gran parte de nuestra historia hemos tenido más presidentes militares que civiles, incapaces y corruptos, hábiles no inteligentes; actuantes no pensantes, demagogos, no estadistas. Han gobernado para ellos, sus familias, sus amigos, sus partidarios. O para las empresas y los empresarios nacionales y extranjeros financiadores. Seguimos peor. No tenemos ciudadanos electores con cultura y educación política. Tampoco partidos, líderes y dirigentes verdaderos. Hemos retrocedido. Antes había partidos con ideas y militantes con ideales. Ahora partidos personales, familiares, grupales, empresariales. Se prestan, alquilan, venden. Así, la mayoría de los candidatos que lideran las encuestas no tienen identidades ideológicas, políticas, programáticas. Solo con ellos mismos y con sus intereses y los que representan; que no son los del país y el pueblo.

Se han afiliado a última hora (en vientres ajenos) para cumplir requisitos. Punteros mentirosos. Más de lo que hemos tenido y tenemos hoy. Jugadores, payasos, artistas, copiadores, pendencieros. Solo unos pocos calificados, que difícilmente ganarán. Sin militantes, sin equipo. Seguiremos siendo problema, con poca posibilidad.

Hay que construir ciudadanía económica, social y política. Que asuman su condición de consumidores, clientes, usuarios de empresas privadas y entidades públicas. Que defiendan sus intereses económicos. Que reclamen y luchen por sus demandas sociales. Y que se indignen ante la ineficiencia, la inmoralidad y la indolencia.

Hace falta estadistas que lideren el desarrollo económico, el progreso social y la modernización política y gubernamental. Ojalá aparezca un estadista de verdad.