OPINIÓN | Giovany Rocío: “La desastrosa y fascinante Lima”

"Hoy podemos decir que tenemos un absoluto desgobierno y sin ninguna política pública en materia de transporte".
4 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/La-desastrosa-y-fascinante-Lima.jpg

Lima hace ya algunas décadas que se convirtió en una macrourbe, en menos del 3% de la superficie del Perú viven más de un tercio de la población, que en estos momentos supera los 12 millones de habitantes.



Sin embargo, el centralismo, es aún peor en lo que conocemos como Lima-ciudad, es decir desde Ancón hasta Pucusana, es que desde 1988 que Lima crece a ciegas, siguiendo los servicios públicos y básicos antes de prospectarlos con la finalidad de crear nuevos espacios que converjan con los ya existentes.

De los pocos alcaldes que actualmente tienen una preocupación por sus distritos son el de Lurín y el de Miraflores. Es decir, menos del 4%.


Lima, por sola responsabilidad de sus autoridades, crece a ciegas, la misma que producto de Velasco, el terrorismo y demás factores impulsaran un centralismo.

La destrucción del transporte público no solo con la quiebra de ENATRU, si no con la nefasta introducción de los autos chinos usados (Taxis timón cambiado y las famosas combis) gracias al gobierno de Alberto Fujimori hoy podemos decir que tenemos un absoluto desgobierno y sin ninguna política pública en materia de transporte.

Hace poco el arquitecto Jorge Ruiz de Somocurcio, sin duda el urbanista que más sabe en el país, establecía que el peor enemigo de esta pandemia ha sido la mediocridad en los servicios públicos y no solamente se refería a la carencia hospitalaria, sino que hacía un símil con otras ciudades al señalar que la carencia de espacios públicos como son parques de toda índole, un pésimo servicio de transporte y la asistencia masiva a indolentes mercados que tugurizarían producto de su distribución desnudaron a nuestra ciudad, volviéndola el epicentro mundial de la enfermedad.

Y para colmo de males, el arquitecto Luis Tagle, recientemente nombrado como jefe del Instituto Metropolitano de Planeamiento, solamente brilló 8 días por supuestas discrepancias con los regidores. Esperemos muy pronto verlo aportando desde un cargo importante de trascendencia para la ciudad, mientras tanto Lima camina a ciegas.

Es muy difícil para todos nosotros asimilar que el gran Don Higinio Capuñay se fue para siempre, todos aquellos que tuvimos la oportunidad de conocerlo encontramos a un hombre de los que nacen uno en un millón, él siempre le dio absoluto respeto a la pluralidad de opiniones sin importar lo que esto podría conllevar.

Particularmente llevo escribiendo desde la primera edición del diario y jamás se me cuestionó una columna, por el contrario, dieron tema a próximas investigaciones y en viceversa el diario siempre ha estado al servicio del pueblo peruano en diversas luchas sociales y reivindicatorias. Dios te mantenga en su gloria querido Higinio.