OPINIÓN | Roberto Rodríguez Rabanal: “Pugna Gobierno/Congreso esconde crisis de régimen político”

6 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/rodriguez.png

La disputa “en las alturas” Gobierno/Congreso acentúa la crisis nacional cuando estamos llegando a los 308 mil infectados y 11 mil muertos, aunado al colapso de la salud pública en varias regiones; la crisis económica se expresa en una fuerte recesión que hacia fin de año equivaldría al 12-14% del PBI; más de la mitad de la población se ha quedado sin trabajo o es muy precario; un número creciente de compatriotas colocan banderas blancas en sus casas diciendo “tengo hambre”; la corrupción de “cuello blanco y corbata” sigue actuando blindada por los poderes públicos; y la delincuencia se reactiva peligrosamente.

Al negarse a agendar el proyecto de Ley sobre la no postulación de los sentenciados por corrupción, las bancadas fujimorista-Podemos Perú (Urresti)-APP (Acuña)-UPP (Antauro Humala) reeditaron las nefastas prácticas del anterior Congreso. Asimismo, en cuanto a la inmunidad parlamentaria, el fujimorismo-UPP (Antauro)-Acción Popular bloquearon la reforma constitucional que la eliminaría. La respuesta del Gobierno fue emplazar al Congreso y anunciar la realización de un referéndum coincidiendo con las próximas elecciones generales.

Reactivamente, el Congreso sesionó horas después, viéndose obligado a aprobar que los sentenciados por corrupción no puedan postular el 2021; y coronando su faena acordó la reforma constitucional que elimina la inmunidad no solo parlamentaria sino incluyendo al presidente de la República-ministros de Estado y altas autoridades. O sea, “ojo por ojo”. Paso dado a sabiendas que lo aprobado podría ser declarado inconstitucional. Ergo, se trata de “cambios” para que nada cambie.

Pero la crisis política va más allá y desnuda la crisis de régimen, asociada a la corrupción, factor recurrente en la pseudo clase política existente, presente tanto en el Congreso como en los gobiernos: durante los últimos 40 años, salvo el de Paniagua, el resto estuvo involucrado en diversos casos nada santos.

Cuando el jefe de Estado percibe que va perdiendo apoyo, recurre a lo más fácil: confrontar con el Congreso, “deporte” que no tiene pierde; aunque el escenario actual no es igual al del 2018 (referéndum por reformas democráticas) ni 2019 (disolución del Congreso), ambos con movilizaciones ciudadanas. Esta vez tenemos un cuadro de crisis múltiple (sanitaria-económica-social), añadiéndose la política, que no es únicamente del “parlamentarismo” sino que también toca al “presidencialismo”.

Simultáneamente, a nivel económico el “libre mercado” no es sino el imperio de los monopolios/oligopolios y lo que acontece con “Reativa Perú” (BCP-BBVA-Interbank-Scotiabank, boticas, transnacionales de oxígeno medicinal-clínicas y aseguradoras privadas lucran “a manos llenas”), y la inacción de los organismos reguladores (SUSALUD-SUNAFIL-OSINERGMIN-etc.) muestra la desprotección ciudadana al amparo de la Constitución fujimorista.

Es menester forjar una amplia unidad popular-ciudadana anteponiendo la solidaridad al lucro. Unidad para cambiar el sistema de injusticias, sin continuismo ni maquillajes; construyendo un nuevo pacto social/político en torno a una nueva Constitución para la gente y no para los monopolios/oligopolios ni corruptos