OPINIÓN | Roberto Rodríguez Rabanal: “Izquierda y Sendero, como el agua y el aceite”

13 Septiembre, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/09/Abimael-Guzmán-Exitosa.jpg

Abimael Guzmán falleció en la cárcel, aunque ya había muerto políticamente hace 29 años, cuando fue capturado y condenado a cadena perpetua; aunado al hecho que en octubre de 1993 admitió explícitamente su derrota cuando, a través de una carta dirigida a Alberto Fujimori, manifestó que “…como ayer bregamos por iniciar la guerra popular, hoy, con igual firmeza y resolución, se debe luchar por un acuerdo de paz”. A diferencia del sendero terrorista, la izquierda afirmó un camino democrático. Esa fue la característica del liderazgo de Barrantes, Diez Canseco, Mohme, Dammert, Del Prado, Pease durante la década del 80 y hacia adelante.


Guzmán jefaturó la ejecución de un sinnúmero de acciones terroristas. Según el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, entre 1980 y el 2000, se estima en 69 mil el número de muertos y desaparecidos a consecuencia de la violencia política: Sendero Luminoso fue responsable del 46%, las FF.AA. del 30% y el 24% restante provocados por otros agentes y circunstancias. Entre las personas asesinadas por “la máquina de la muerte” ubicamos a mil militantes de Izquierda Unida, entre ellos Saúl Muñoz (alcalde de Huancayo), Fermín Azparrenz (alcalde de Huamanga), Enrique Castilla (dirigente textil), Porfirio Suni (diputado regional) y María Elena Moyano (Villa El Salvador). Entonces, IU era uno de los blancos del senderismo.

La afirmación del “Pensamiento Gonzalo” como guía expresa una concepción autoritaria que sustenta su política de imposición y exclusión de quienes no piensan igual, y revela la egolatría de Guzmán, quien se arroga poseer un pensamiento universal, cuando ni siquiera los chinos asignaban ese nivel al Pensamiento Mao Zedong, al que consideraban su vía nacional. A diferencia de Sendero, la izquierda desarrolló el mariateguismo como visión integral construida articulando el marxismo y el indigenismo en un país diverso como el Perú, primando el pluralismo y promoviendo la vía peruana en democracia, “sin calco ni copia”, para edificar una nueva República de ciudadanos.


También puedes leer: Ministro Carrasco: Será el Ministerio Público quien comunique cuál será el final del cadáver de Abimael Guzmán

Sendero considera a la izquierda como su enemiga, al igual que cualquier otro partido de derecha o grupo de poder económico. Fue un partido militarizado con un caudillo mesiánico, lo que se parece más a la mayoría de partidos de derecha “con dueño” que funcionan a imagen y semejanza de su fundador. En cambio, la izquierda transita por la vía democrática, forjando liderazgos múltiples para hacer realidad el anhelado nuevo Perú.

Por ello, siendo tan claras las diferencias entre Sendero y la izquierda a todo nivel, los grupos de poder político-económico y la prensa concentrada a su servicio han lanzado una campaña manipuladora, pues saben que el “terruqueo”, al morir Guzmán, empezará a perder fuerza progresivamente.

La verdad se irá abriendo paso: Sendero es terrorismo y muerte, la izquierda es democracia y vida. En suma: la izquierda es al agua como Sendero al aceite; no se pueden mezclar.

Más información: