OPINIÓN | Roberto Rodríguez Rabanal: “Desigualdad extrema y cambios de raíz”

20 Julio, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/07/desigualdad-en-el-Perú.jpg

Durante la pandemia (Covid-19) se multiplicó el enorme abismo existente entre los más pobres y “los dueños del Perú”, título del libro de Carlos Malpica sobre los grupos de poder económico. Cuando llueve no todos se mojan.


Ciertamente no es un asunto exclusivo de nuestro país, pues la cantidad de multimillonarios en Latinoamérica aumentó en 41% y el patrimonio en 69%, llegando a US$ 480,000 millones, según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo-PNUD, comparando marzo 2020 y mayo 2021.

Tanto en Latinoamérica como en el resto del mundo, los pobres se hicieron más pobres y los ricos se hicieron más ricos. Kenneth Rogoff, profesor de la Universidad de Harvard, considera que a nivel global esta crisis golpeó duramente a las personas de menores ingresos y los negocios de menor tamaño, pero “no afecta tanto a las ganancias de las empresas. Es solo el 20% inferior de la población el que realmente sufre y eso no afecta a la bolsa. Es cruel, pero esa es la lógica de los mercados”, agrega.


Forbes informa que los países latinoamericanos con más multimillonarios son Brasil, México, Chile, Perú, Colombia y Argentina. Los 6 más ricos del Perú son Carlos Rodríguez-Pastor (grupo Intercorp, US$5,300 millones), Vito Rodríguez (grupo Gloria, US$1,400 millones), Ana María Brescia (grupo Breca, US$1,300 millones), Eduardo Hochschild (minería, US$1,300 millones), Eduardo Belmont (cosméticos): US$1,100 millones, Jorge Rodríguez (grupo Gloria, US$1,000 millones). La fortuna total de los 6 es US$11,400 millones: S/. 45,030 millones (la cuarta parte del Presupuesto público 2021).

También puedes leer: OPINIÓN | Roberto Rodríguez Rabanal: “Perú al Bicentenario sin corrupción”

Mientras tanto, el 2020, la pobreza en Perú alcanzó al 30,1% de la población: 10 millones viven con menos de 360 soles. Obviamente no se trata de una desigualdad “natural”, tal como nos quieren hacer creer los grandes grupos de poder económico a través de la prensa concentrada, sino que el modelo económico ultraliberal genera una inhumana desigualdad social.

Los más ricos de Latinoamérica concentran sus negocios en cuatro sectores: financiero, telecomunicaciones, medios digitales de pago y salud. “Estos son sectores intensivos en capital, que generan pocos puestos de trabajo”, afirma Luis López-Calva (PNUD-América Latina/Caribe).

Advierte que “cuando la concentración de recursos se traduce en una concentración del poder político puede provocar un círculo vicioso”, retroalimentando las disparidades; y que la forma de enfrentar el problema de la creciente desigualdad es mediante una mejor regulación y una mayor redistribución de los ingresos, siendo necesario el impulso de reformas tributarias que permitan aumentar la recaudación fiscal para financiar la seguridad social y mejorar las carencias en los sistemas de salud y de educación.

Largo tiempo el peruano ha sido oprimido. Llegó la hora de la verdadera liberación de “los condenados de la tierra”, como escribió Frantz Fanon en 1961. La esperada proclamación de nuestro nuevo presidente constitucional debe ser el primer paso.

Más información: