OPINIÓN | Roberto Rodríguez Rabanal: “Del 5 de abril de 1992 al cambio verdadero del 2021”

6 Abril, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/04/Roberto-Rodríguez.jpg

Hace 29 años, quien había dicho que era un demócrata, dio un golpe de Estado (a través de la figura del autogolpe), copando todos los poderes; y meses después, mediante un dudoso referéndum, impuso la Constitución vigente, favorable a monopolios y oligopolios, y que legalizó la eliminación o restricción de un conjunto de derechos ciudadanos.


Quien ganó la presidencia diciendo no al “shock”, hizo todo lo contrario, empezando por el “paquetazo” del 8 de agosto de 1990, que afectó
la economía de las mayorías de nuestro país. Ese señor, siempre mintiendo, estuvo 10 años en el poder y pretendió una re-reelección fraudulenta que fue rechazada por el pueblo. Al ponerse al desnudo la corrupción imperante capitaneada por los hermanos siameses Fujimori-Montesinos, cuando se difundió un video con el señor Kouri, pasamos a un nuevo momento denominado el principio del fin.

La sucesora dinástica de Alberto Kenya, conocida como la Sra. K., fracasó dos veces en su intento de ganar las elecciones (2011 y 2016) y ahora el fujimorismo vuelve a intentarlo, aunque ya no limitado a una sola opción, sino jugando al monstruo de tres cabezas. Estamos advertidos y democráticamente, a través del voto, no lo permitiremos.


También puedes leer: OPINIÓN | Roberto Rodríguez Rabanal: “Bien común y no mal menor”

No se trata de seguir con la lógica del mal menor sino de construir una alternativa de gobierno que ponga fin a dos siglos de abusos y de enriquecimiento de unos pocos a costa del trabajo de los más.

Son tiempos de cambios profundos y no de simples arreglos cosméticos. La elección del 11 de abril constituye una oportunidad democrática
para enrumbarnos hacia la Segunda Independencia; al Pacto Social que priorice la salud, la educación y el trabajo, así como también la lucha
anticorrupción y abra un proceso constituyente.

No puede haber lugar a medias tintas en circunstancias en que la vida y la salud son lo primero debido a la pandemia del coronavirus. Tenemos que superar la crisis sanitaria, al igual que la económica (recesión), social (desempleo y hambre), moral (devaluación de los valores empezando por todos los que fueron presidentes) y políticas (pugnas “por arriba” entre Gobierno y Congreso).

Recreando al gran Martin Luther King, asesinado por los ultraconservadores racistas hace 53 años, soñemos pisando tierra en que es posible que nuestro Perú sea un país justo y libre, próspero y solidario, digno y soberano, y sin violencia ni corrupción.

Es la hora de edificar un nuevo Perú. Es la hora del cambio verdadero. Juntos sí podemos.

Más información: