OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Se quedaron para siempre”

"Una existencia dispuesta a servir con su fe de vida. Clemente y Antonio forman parte de esta verdad".
15 Marzo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/03/Aguirre-se-quedaron-para-siempre.jpg

Ingresaron por la Amazonía. Con alma de compartir. Viven en comunidad. Con un respeto personal y de compartir importantísimo para un resultado final de servicio.


San Pablo de la Cruz les señaló el camino, la ruta a seguir y, su acción, y palabra llegó al Perú. Los primeros en arribar nada sabían de este lado del mundo.

Cuando la vida va pasando, y tiene caminos diferentes, un día tuvimos la oportunidad de conocer a uno de ellos. Fue el encuentro del consejero y el periodista. Conversamos muchas veces, hasta el día cuando le manifestamos algo que sentíamos. Le preguntamos si no era posible levantar la mano, durante el oficio religioso, y decir no estar de acuerdo con lo expresado en la homilía. Le agregamos algo: “no podríamos hacer un programa discutiendo la palabra de Dios”.


Como respuesta uno NO oído en el mundo entero. Pasaron algunos días y el padre Clemente llegó con un proyecto. Era lo pensado. En el aire duró 33 años. No me equivoqué, sí 33 años. Clemente es creador de “La iglesia que camina” entre sus muchos aportes.

Allí, en su casa, conocimos a Antonio Artola, con quien no te aburrirás jamás. Si se trata de hablar sobre temas religioso lo puede hacer hasta en cinco idiomas. Entre sus aportes participó en la traducción de las Cartas de San Pablo para la versión española. Está entre los analistas de los manuscritos bíblicos de Tierra Santa. Mostro de teología en Europa y América Latina.

Los dos viven en Perú y siempre fueron un aporte a la familia del país. Han dejado conocimientos y paz en muchos lugares. Ambos compañeros en la misma universidad han cumplido 67 años aportando para una tierra que los acogió en gran parte de su vida. Entendieron a la selva y su gente. Conocieron la fe de un país que miró siempre, con respeto, todas las órdenes llegadas al Perú. Los misioneros pasionistas forman parte de esta verdad conocida por pocos. Siempre hubo y hay, una gran admiración por los misioneros. Son curas en eterno desplazamiento. Jamás detenidos. Siempre en actividad. Nunca estáticos. Sembrando paz, especialmente, donde antes no existió. Una existencia dispuesta a servir con su fe de vida. Clemente y Antonio forman parte de esta verdad.

  Más de Miguel Humberto Aguirre:

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Cuando hubo humo blanco”

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “365 días de angustia y muerte”

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Cusco levanta la voz”