OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Enemigo invisible”

"No todos los movimientos terráqueos se viven. Por lo menos, cada año, hay unos 75 sacudones. No todos vividos por la comunidad".
8 Enero, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/01/Aguirre-sismos-Exitosa.jpg

Los limeños tuvieron un despertador general.

La tierra se movió a las 5 horas y 27 minutos. Muchos dormían. Era un seísmo. Un temblor, también un sismo.

Se sintió más allá de la capital y, como todo movimiento terráqueo, asustó.

Seísmo, como lo llaman algunos es una palabra de origen griego. Viene el verbo “salein”, con el cual identificaban para referirse a sacudidas de tierra o simplemente temblores.

También lo identifican como sismo. Con ello se refieren a terremotos o sacudidas. A movimientos de la Tierra. De las placas del manto superior de la corteza de la Tierra. El temblor. El temblor, el terremoto asustan hasta el más valiente. El seísmo, además, es un enemigo, un peligro, que no sabemos por dónde nos va a agredir. Preparados para enfrentarlo, no lo tiene una mayoría. No sabiendo qué pasará, algo muy importante, “sentimos”, la mayoría de las veces, estar dándole, o haciéndole un lugar a la muerte. Eso nos pone al lado, y compartiendo todas nuestras acciones, como el descontrol. La improvisación.

Leíamos y no encontrábamos como la naturaleza. Los animales perciben estos movimientos fantasmas. Invisibles, que nos obligan a orar, santiguarnos, pedir piedad. Rezar es algo surgido en las mayorías, espontáneamente.

La naturaleza y los animales advierten lo que va a pasar antes que el ser humano. Las aguas estancadas, por ejemplo, toman un fuerte olor. Los sapos y ranas abandonan el sitio. No soportan el hedor. Para muchos a roce interior de las placas, los gases subterráneos serían los culpables de estos cambios sentidos, con anticipación por los animales. Los perros suelen ladrar, antes del movimiento como anunciando lo que viene y temido por ellos.

No todos los movimientos terráqueos se viven. Por lo menos, cada año, hay unos 75 sacudones. No todos vividos por la comunidad.

  Más de Miguel Humberto Aguirre:

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Subterráneo ruso acelera”

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “‘Mesera’ con cola”

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Año Nuevo, y cosas nuevas”