OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “¡Agacharse!: vuelan Papeles de Pandora”

"No se salvó, ni la iglesia católica, con los anunciados millones escondidos por los Legionarios de Cristo señalados, como poseedores, de 295 millones de dólares".
10 Octubre, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/10/Aguirre-pandora-papers-Exitosa.jpg

Ningún sector se ha salvado. Llovieron papeles tapando fortunas y le cayó a todos los frentes. No se salvó, ni la iglesia católica, con los anunciados millones escondidos por los Legionarios de Cristo señalados, como poseedores, de 295 millones de dólares.


El millonario grupo de los Legionarios, formado por sacerdotes y empresarios, ligados al mundo inmobiliario, petrolero y tecnológico sobrepasó, las donaciones recibidas ampliando, su movimiento económico, en buen número de empresas generadoras de ingresos.

Hace algunos años el sector de los Legionarios, por actitudes y actividades, no aceptadas por la iglesia, estuvo y quedó en la mira del Vaticano.


El alto mando religioso no dejó de seguir la huella de aquellos incorporados con diferentes franquicias. Los beneficios solo para algunos. No todos disfrutaron de él, pero, sí alcanzó para un respaldo económico, compartido por algunos elegidos.

México, la tierra de su creador e impulsador, fue terreno con fuerza para la congregación alcanzando un acercamiento con familias de fortunas, con muchos ceros a la derecha. Sobre lo sucedido en su interior, el Papa Benedicto XVI, pidió poner atención. Hasta lo hizo investigar. Pedía higienizar y controlar los ingresos: cuánto sumaba y, como habían llegado y nombres y apellidos de los caritativos. De “buen corazón”.

Los Papeles de Pandora salpicaron a muchos individualmente, como a instituciones y a personajes intocables con las explicaciones – ya la están dando algunos– para mantener un prestigio. Un campo sagrado, aunque la “yaya” pareciera existir.

Volaron los Papeles de Pandora. Muchos se están tapando con ellos.

  Más de Miguel Humberto Aguirre:

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Cautivos del celular”

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Profesión que enamora”

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “San Borja: en busca del internet perdido”