OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Afganistán, anulación de la mujer”

"Jamás subir a un taxi sola. Debe acompañarla un pariente varón. No pueden. Carecen de libertad para practicar deportes".
17 Agosto, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/08/Aguirre-Afganistan-Exitosa.jpg

Con veintinueve disposiciones, las mujeres en Afganistán son privadas de sus libertades. De sus derechos. Para el varón, las mujeres son un objeto. Nunca un ser humano. Una cosa.


No pueden trabajar fuera de su hogar, Su mahram no puede dejarlas al salir a la calle. Su mahram puede ser su padre, su hermano o su marido. No pueden realizar contratos con comerciantes varones.

Las niñas no pueden estudiar. No deben vestir otras ropas que no sean al burka. El velo lucido, por la mayoría de ellas, cubriendo desde su cabeza a sus pies. Si no tapan sus tobillos pueden ser azotadas en público. Si ellas llegaran a mantener relaciones fuera del matrimonio pueden ser castigadas, azotadas, maltratadas en público.


Las mujeres afganas no pueden usar cosméticos. Prohibido usar, en sus vestidos, colores llamativos. Es una invitación, sexualmente, atractiva. Negado uso de zapatos con tacos. Jamás subir a un taxi sola. Debe acompañarla un pariente varón. No pueden. Carecen de libertad para practicar deportes. Nada con los deportes. Nunca en bicicleta ni tampoco moto.

Reuniones recreativas no existen para ellas. No pueden lavar ropas en lugares públicos como ríos o plazas. Ilícito una calle o una plaza con su nombre. Jamás asomarse a un balcón. Evitar ser vistas desde fuera de sus hogares. A los sastres les está negado coser ropa femenina. En los buses no pueden ir mezcladas con varones. Hay un lugar para ellas. Otro para ellos. No pueden usar pantalones, incluso debajo del “burka”. Prohibidos. No dialogar o dar la mano a hombres en las calles. Nada con posar para una fotografía o filmaciones. Negación total para hacer uso de un baño público. También para imágenes de damas en libros, revistas colgadas en paredes o muros, de casas o tiendas.

Ausentes los talibanes, estas veintinueve negaciones, iban camino a la superación de las mujeres. Las mujeres se iban superando.

Hoy, están nuevamente los talibanes en Afganistán con mucha preocupación en ellas. Ellas tienen sus derechos. No pueden ser marginadas.

  Más de Miguel Humberto Aguirre:

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Diálogo de Su Santidad”

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Messi en Francia: Se inclinó hasta la Torre Eiffel”

OPINIÓN | Miguel Humberto Aguirre: “Bandera, démosle su lugar”