OPINIÓN | Mario Amoretti : No permitamos leyes populistas y evitemos que siga la corrupción

"Además, debemos exigir que los fiscales y jueces apliquen la ley, porque también somos testigos que algunos de los citados funcionarios".
11 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/pruebas-covid.png

Es lamentable lo que sucede en nuestro país, sufrimos los efectos de la pandemia del coronavirus con las muertes y contagios en diversas regiones, lejos de disminuir, es todo lo contrario; pero, lo indignante es el aumento de la corrupción de parte de funcionarios y servidores públicos del Ejecutivo, Legislativo y de diversas regiones y municipalidades, quienes disponen ilícitamente para sí o terceros de dinero entregado para personas de escasos recursos; sin embargo, se apropian o incurren en corrupción para adquirir medicinas, pruebas moleculares o rápidas, nohan cumplido con hacerlo y en algunos casos, los han comprado a precios sobrevalorados.



Si hubiesen actuado correctamente, cuántas vidas se hubieran salvado, pero, a sus autores seles aplica el máximo de la pena, cuando el agravante está previsto en la ley -peculado-; en otrosdelitos, al máximo de la pena se la agrega la mitad, esperemos que en esta oportunidad y no como sucedió a raíz del terremoto de 2007, quemuchos de estos delitos quedaron impunes.

Algunos congresistas, no deben recurrir a la aprobación de leyes populistas, porque atentan contra la seguridad jurídica del país, como viene sucediendo en las últimas décadas, cuando todos los peruanos esperamos que cada Congreso que se inaugura, va a ser mejor que el anterior, pero con gran desconcierto comprobamos que es todo lo contrario.


Además, debemos exigir que los fiscales y jueces apliquen la ley, porque también somos testigos que algunos de los citados funcionarios, discriminan para la aplicación de la ley de procesados que se encuentra en la misma situación en cuanto a los hechos imputados, en algunos casos, cuando la Constitución señala que todos somos iguales ante la ley; y las normas penales son expresas e inequívocas, pero este derecho fundamental no se ha respetado muchas veces.

La Contraloría y Fiscalía, según el caso, deben intervenir de acuerdo a sus atribuciones, no podemos aceptar que siga incrementando el número de dependientes del Estado, es decir,a costa de sacrificio del pueblo.

Hagamos prevalecer el principio de autoridad, que se ha venido muy a menos en las últimas décadas, no solamente en las entidades públicas,sino también, desgraciadamente, en las privadas; así podemos observar como algunas personas aplican su criterio, para imponer lo que ellosconsideran conveniente por encima de la ley, o loque las autoridades o superiores han dispuesto, lógicamente para su beneficio, llegando al extremo de recurrir a interponer acciones judiciales, administrativas e inclusive después de haber ejecutado actos arbitrarios que vulneran las actividades en los cuales desarrollan sus actividades, causando graves perjuicios y problemas a otras personas de su entorno laboral o social, creando inseguridad en el desarrollo de las actividades a las que pertenecen.