OPINIÓN | Manuel Altamirano: “La burocracia no nos deja respirar”

"... no es posible que el Minsa a través de la Digemid exija tantos requisitos a pesar de que las personas están muriendo, ¿tan poco vale la vida humana para la Digemid?".
12 Febrero, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/02/Altamirano-La-burocracia-no-nos-deja-respirar.jpg

La vacunación contra el Covid-19 es el tema prioritario en el mundo, ya que todos nos estamos enfrentando diariamente ante la pandemia del coronavirus.



En el Perú, celebramos la llegada de 300 mil dosis del laboratorio chino Sinopharm que cuenta con una tasa de eficacia del 79%, destinada a la vacunación de 150 mil compatriotas que integran la primera línea de lucha contra el Covid-19, y pese a que son pocas unidades y no las mejores, su arribo nos devuelve la esperanza.

Nos emociona ver a los trabajadores del sector salud recibir las vacunas con mucha confianza en sus hospitales, lo que indica que hay un plan de distribución que estaría funcionando, y podemos tomar esas acciones como un reconocimiento del gobierno a nuestros médicos, enfermeras, intensivistas, internistas y otros profesionales del sector que muchas veces fueron víctimas de la postergación o el abandono.


El Ejecutivo ha extendido la cuarentena en medio de un déficit de oxígeno, los números de casos y fallecidos a causa de la pandemia van en aumento. La ministra de Salud, Pilar Mazzetti, dijo que el país tiene un déficit de oxígeno de 110 toneladas al día ¿por qué entonces no promueve que se acabe con la burocracia que retrasa o evita la instalación de plantas de oxígeno en el Perú? Se necesita destrabar la importación de equipos hiperbáricos que servirán para salvar vidas, no es posible que el MINSA a través de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas – DIGEMID exija tantos requisitos a pesar de que las personas están muriendo, ¿tan poco vale la vida humana para la DIGEMID?

La burocracia agudiza la crisis del oxígeno que tanta falta nos hace, según la Sociedad Nacional de Industria (SIN), existen un total de 104 plantas de oxígeno inoperativas en hospitales, ya sea por falta de dinero o aprobación de expedientes en situación pendiente. En Cajamarca también denunciaron que 11 plantas de oxígeno no pueden utilizarse y que además existen plantas productoras de oxígeno detenidas en aduanas a causa de las exigencias del DIGEMID; estamos perdiendo la guerra contra el Covid-19 por la burocracia abusiva e irracional.

Solo nos queda por ahora no bajar la guardia, ni p erder la esperanza de que reaccionen nuestros iluminados burócrata as, puesto que, así como celebramos la llegada del primer lote de vacunas, espero también podamos celebrar que la apertura de más plantas de oxígeno; porque la burocracia caviar no puede ganar.

Tampoco debemos disminuir la prevención para evitar más contagios, la extensión de la cuarentena es necesaria y solo debe levantarse cuando ya no sea justificada, pero sin ayuda o bono económico va a ser muy difícil que todos la respetemos. Es lamentable ver a muchos compatriotas no respetar la cuarentena debido a que, en muchos casos, lo hacen para buscar el pan de cada día, exponiéndose al peligro, a excepción de Martín Vizcarra que, ya que está vacunado, se pasea por todos lados sin importarle nada ni nadie, qué mentira o cuento inventará para justificarse al estilo Guzmala, ¡sálvese quien pueda!

Miremos a Alemania, su gobierno ha prolongado el confinamiento hasta el 7 de marzo y su canciller, la Dra. Angela Merkel, lanzó un aviso: “será crucial lo que pase desde hoy hasta mediados de marzo”. Si en Alemania, un país de primer mundo, se toman estas medidas, imagínense que pasará en el Perú.

Nuestros políticos también deben de reaccionar a tiempo, es crucial su aporte para contrarrestar la tasa de casos que va en aumento, y el Estado debe estar al servicio de todos los peruanos, se debe flexibilizar las compras de características vitales en medio de esta terrible coyuntura, pareciera que ante problemas graves las soluciones no solucionan nada, existe una sensación de que en el Perú todo se hace al revés.

También te puede interesar: OPINIÓN | Manuel Altamirano: “Pandemia y Política”

También te puede interesar: OPINIÓN | Manuel Altamirano: “Pandemia de mentiras prolongada”

También te puede interesar: OPINIÓN | Manuel Altamirano: “77 millones para discriminar y desinformar – Parte II”