OPINIÓN | Manuel Altamirano: “Franja Electoral o silencio Electoral”

"... lejos de ser garantía de un voto seguro, ONPE nos augura un proceso electoral débil, con serias falencias y que está lejos de fortalecer nuestra precaria democracia".
8 Enero, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/01/altamirano-Franja-Electoral-o-silencio-Electoral.jpg

El señor Piero Corvetto, exjefe de la Unidad de Campo Político de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINI) y actual jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), parece tener serios problemas para mantener nuestra frágil democracia, puesto que, lejos de ser garantía de un voto seguro, ONPE nos augura un proceso electoral débil, con serias falencias y que está lejos de fortalecer nuestra precaria democracia.



Analizando de manera objetiva, en función a los resultados obtenidos por la ONPE, el sistema de comunicación para informar a los electores es deficiente y solo sirve como marketing personal en favor del Jefe Nacional, además, su idea de manejo para la franja electoral no es viable en nuestro país, a mi parecer se convertirá en un engaño para los partidos políticos inexpertos en manejo de medios, ya que sus propuestas no serán difundidas en cortes únicos ni en horarios preferenciales, como sí ocurrió en franjas anteriores, transformándolos en simples comerciales que no lograrán informar adecuadamente a la población, y así ONPE podrá lavarse las manos y responsabilizar a los partidos por “plantear mal sus ideas” o por no saber escoger los medios de comunicación, los programas y los horarios.

Asimismo, resaltamos lo siguiente; primero, en los medios de comunicación no se ha responsabilizado debidamente a la ONPE por la poca participación de los afiliados de los partidos políticos en las Elecciones Internas Partidarias del 2020, cuyo objetivo era fortalecer la democracia interna partidaria y romper los núcleos duros de los partidos políticos, donde el caudillaje es el pan de cada día. Basta ver los símbolos como la “A” de Acuña, “K” de Keiko, la “O” de Ollanta, la “R” de Rafael López Aliaga, entre otros.


¿Puede una candidatura presidencial ser representativa con el 0.9% de participación de electores hábiles como es el caso de Ollanta Humala, 2.24% de Salaverry o el 25.25% de Guzmán?, a mi parecer deberían anularse aquellas elecciones que no lleguen a tener la participación de por lo menos la mitad de sus electores hábiles; estas ridículas cifras son resultado de la inexistencia de líderes de partidos, además de una mala estrategia comunicacional planteada por el ente encargado de supervisar estas elecciones: ONPE; estos candidatos no representan a nadie.

Lo segundo; en el 2018, 9 millones de electores tuvieron acceso al aplicativo “Elige tu local de votación”, para estas nuevas elecciones, con más de 24 millones de electores, haciendo uso del mismo aplicativo, han participado 3.5 millones de electores. Hemos retrocedido señores y eso es culpa directa de la ONPE y su pésima gestión de comunicaciones.

Estos hechos desde ya marcan la pauta de que algo no está funcionando bien en ONPE, el desastre en la difusión de las elecciones internas y “Elige tu local de votación” da señales de que la correcta difusión de las propuestas electorales de los partidos políticos está en peligro.