OPINIÓN | Manuel Altamirano: “El rey de las mentiras y la impunidad”

"... el único que puede pedir detención es la fiscalía, la misma que trata a Vizcarra como un rey, ya que la investigación va a paso de tortuga".
21 Febrero, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/02/Altamirano-El-rey-de-las-mentiras-y-la-impunidad.jpg

Lo reitero en este medio independiente, lo que hoy muchos se sienten obligados a informar, que se investigue a fondo al exinquilino de Palacio de Gobierno, quien se autoproclamaba un presidente perfecto y que los caviares ocultos en el poder aplaudían como focas a pesar de los desaciertos, odios y muertes que se generaron bajo su régimen.



Fuimos pocos los periodistas y medios de comunicación que siempre se fajaron en buscar la verdad, pues para nadie es un secreto que los caviares y rojos enquistados en el poder manipularon a incautos, y son ellos los enemigos del desarrollo y de toda forma de empresa privada, más aún si esta contribuye al desarrollo del Perú.

Durante su gobierno, Martín Vizcarra, alias “Lagarto”, se dedicó a silenciar y criminalizar a los partidos políticos y a la oposición, con el objetivo de que el pueblo peruano lo viera como una opción “diferente”, pero, como dice la canción, todo tiene su final y es así que, finalmente, salió a la luz la verdadera cara del Lagarto y toda la cúpula frívola que lo rodeaba y que por mucho tiempo se creyó impune.


Cabe mencionar que ese apodo se desprende del libro “El perfil del Lagarto”, obra del periodista Carlos Paredes, quien estaría recibiendo amenazas telefónicas contra su vida. Esperemos se le otorgue las garantías y no terminemos con otro caso lamentable como el de la masacre de Uchuraccay, el del periodista Hugo Bustíos o el caso de Emerson Fasabi, asesinados para silenciarlos en diferentes gobiernos.

El escándalo “VacunaGate” no solo revela la corrupción que imperó durante el gobierno caviar de Vizcarra, sino la impunidad con la que los operadores de ese gobierno gozaban, y que ahora caminan libremente, como es el caso del Dr. Germán Málaga, activista del gobierno vizcarrista y de los morados, que, siendo el principal responsable, la fiscalía solo lo ha citado como testigo. Hasta el momento solo la Procuraduría Anticorrupción ha solicitado detención preliminar, pero como sabemos es un saludo a la bandera ya que el único que puede pedir detención es la fiscalía, la misma que trata a Vizcarra como un rey, ya que la investigación va a paso de tortuga.

Si el Dr. Málaga hubiese sido de la oposición ahorita tendría prisión preventiva, el caso tendría colaboradores eficaces y la fiscalía ya habría allanado su casa, pero NO, es amigo, no importa que mientras vacunaba al hermano de Vizcarra los hospitales colapsaban y las familias no podían enterrar a sus muertos.

Lo grave no fue solo que Vizcarra se haya vacunado a espaldas de la primera línea, y que ahora es inmune al Covid-19, lo realmente neurálgico y tenebroso es que todos los actos del gobierno de Vizcarra, como bloquear la posibilidad de comprar otras vacunas, habrían correspondido a un propósito mayor; no comprar las vacunas con la seguridad de que la segunda ola provoque más muertes, lo que motivaría a la postergación de las elecciones y así perpetuarse en el poder, esa era su voluntad genocida.

Además, el expresidente también reinaría en el Jurado Nacional de Elecciones, ya que, a pesar de su cuestionada inscripción con denuncias por omisiones, falsas declaraciones e incongruencias, no es excluido, por mucho menos otros candidatos no pudieron continuar en la contienda, pero ese reinado iría más allá, puesto que su primo sería jefe de la DINI (Dirección Nacional de Inteligencia), lo que le permitiría tener acceso a información privilegiada para sus fines oscuros.

Presidente Sagasti, al margen del escándalo “VacunaGate”, se aplauden las negociaciones con diferentes laboratorios para acceder a más vacunas, pero los peruanos siguen muriendo por falta de oxígeno, por lo que debería tomar acciones inmediatas que flexibilicen la burocracia para la creación de nuevas plantas de oxígeno, asimismo solicite a quien corresponda investigar a profundidad el caso “VacunaGate” y así queda claro que usted no es la continuación del rey de las mentiras y la impunidad.

También te puede interesar: OPINIÓN | Manuel Altamirano: “Ocultos en el poder”

También te puede interesar: OPINIÓN | Manuel Altamirano: “La burocracia no nos deja respirar”

También te puede interesar: OPINIÓN | Manuel Altamirano: “Pandemia y Política”