OPINIÓN | Luis Ángeles Laynes: “Varios enemigos por derrotar”

"Por eso resulta irresponsable las versiones de quienes han querido utilizar políticamente la matanza de Vizcatán".
27 Mayo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/05/Laynes-varios-enemigos.jpg

La matanza terrorista perpetrada en Vizcatán ha puesto de manifiesto varios problemas que no han sido atendidos durante más de tres décadas por la indiferencia de autoridades que tuvieron abandonada la zona del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Marañón (Vraem). Desde hace muchos años es sabido que de esta parte del Perú sale la mayor parte de la cocaína que se produce en el país y que los narcotraficantes operan teniendo como aliados a los terroristas enquistados allí comandados por el “camarada José” Víctor Quispe Palomino.


Pero hay otros dos enemigos a los que se debe enfrentar con firmeza en ese territorio, y son la pobreza y el abandono del Estado a una población que sufre no solo un problema económico, sino muchas carencias en materia de salud, educación, empleo y oportunidades de desarrollo.

Una población agrícola que al no tener posibilidad de sacar y comercializar sus productos porque no hay vías de acceso, se dedica al cultivo de hojas de coca que les compra el narcotráfico a precios irrisorios, y por eso sigue viviendo en la miseria.


Esa es la triste realidad en que viven los peruanos del Vraem porque en todo este tiempo las autoridades no han asumido una decisión no solo política, sino económica y social para derrotar a esos enemigos. No ha habido una estrategia integral para enfrentar estos graves problemas.

Por eso el narcotráfico ha seguido haciendo de las suyas en esta parte del país y ha incrementado su producción de cocaína bajo la protección de los terroristas comandados por los hermanos Quispe Palomino, de quienes hoy solo queda vivo el “camarada José”. ¿Cómo es que sale de esa parte del país las más de 500 toneladas de cocaína que luego se exporta al mundo? ¿Quiénes se hacen de la vista gorda para que ello ocurra?

Esa es la verdad o verdades que se deben aceptar y enfrentar con firmeza, la que no han tenido gobiernos anteriores y que quien asuma a partir del 28 de julio debe hacerlo si verdaderamente está comprometido con realizar el gran cambio que necesita el país para salir de la grave crisis económica y social, y sacar a millones de peruanos de la pobreza.

Por eso resulta irresponsable las versiones de quienes han querido utilizar políticamente la matanza de Vizcatán. Lo cierto es que se trata de un hecho terrorista, pues no hay otro calificativo a un acto cobarde, salvaje y demencial con que han matado a 16 personas, entre ellos niños cuyos cuerpos fueron calcinados.

Todos coincidimos que después de la pandemia del coronavirus, el Perú necesita cambios profundos que beneficien a los millones de peruanos abandonados por el Estado durante décadas. Y uno de esos cambios debe ser la lucha decisiva y frontal contra el narcotráfico y el terrorismo. Esperemos que en el debate que sostendrán el domingo los candidatos presidenciales Pedro Castillo y Keiko Fujimori, expongan la estrategia que tienen diseñada en su plan de gobierno para vencer a estos enemigos del Perú. No queremos escuchar que van a combatirlo, queremos escuchar cómo lo van a enfrentar y cómo pretenden derrotarlos. El Perú tiene que recuperar la paz total, y este es un tema pendiente.

  Más de Luis Ángeles Laynes:

OPINIÓN | Luis Ángeles Laynes: “Los cambios deben darse sin violencia”

OPINIÓN | Luis Ángeles Laynes: “Hay cosas por aclarar”

OPINIÓN | Luis Ángeles Laynes: “Último tramo electoral”