OPINIÓN | Luis Ángeles Laynes: “Último tramo electoral”

"El Perú a partir del 28 de julio tiene que ser diferente, de desarrollo y progreso, donde se gobierne para la mayoría de peruanos, para los pobres tantas veces postergados"
17 Mayo, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/05/Laynes-tramo-electoral.jpg

Estamos a 20 días de las elecciones que, en segunda vuelta, definirán los candidatos presidenciales de Perú Libre, Pedro Castillo Terrones, y de Fuerza Popular, Keiko Fujimori Higuchi (en ese orden quedaron en la primera vuelta). Consideramos que desde hoy ingresamos al último tramo de la contienda debido a que los siguientes dos domingos, los equipos técnicos de las dos agrupaciones (23 de mayo), y los aspirantes al sillón de Palacio de Gobierno (el 30), no solo deben exponer sus planes gubernamentales, sino explicar cómo y con qué recursos aplicarán las medidas que ofrecen para atender los principales problemas que afectan al país. Esto último es una obligación ineludible que deben afrontar las dos opciones, porque es lo que espera escuchar la población, sobre todo el bolsón de indecisos, para decidir por quién votar.


Tras la primera vuelta electoral, ha quedado ratificado que los peruanos exigen cambios profundos para sacar al país de la grave crisis sanitaria, económica, social y política. Y los candidatos tienen que explicar, con propuestas serias, concretas y creíbles, cómo pretenden ejecutar esos cambios, y que estos sean de beneficio a la mayoría de una población postergada, durante décadas, por anteriores gestiones gubernamentales. Ese es el gran desafío de quienes deben gobernar el Perú en los próximos cinco años.

El primer gran desafío inmediato es cómo van a afrontar la pandemia del coronavirus que ha causado más de 160 mil muertes en el país, según cifras del Sinadef y ha agravado la crisis económica y social. Por eso, este no es solo un problema sanitario de comprar más vacunas, oxígeno e implementar más camas UCI, sino que comprende otros que requieren solución urgente, como el de los millones de peruanos que han perdido su empleo precisamente por la crisis sanitaria, hay un déficit de dos millones de viviendas que también se requiere atender porque vemos cómo muchas familias están siendo desalojadas de terrenos que invadieron porque no tienen dónde vivir, como también la falta de servicios de agua potable y saneamiento que se ha sentido más en estos 16 meses que estamos siendo azotados por el Covid-19. Y el gobierno no ofrece alternativas para resolverlo. Hace unos días, el Instituto Nacional de estadística e Informática (INEI) reveló en un último informe que el año pasado 3.3 millones de peruanos más han pasado a la condición de pobreza, que en términos generales ahora afecta a casi diez millones de compatriotas.


En estos dos debates, pues, los protagonistas de las dos opciones deben asegurar que los cambios profundos que pretenden aplicar para sacar adelante al país se enmarcarán en el respeto del orden democrático, del estado de derecho y de las instituciones. Ya no valen las generalidades o promesas que no se cumplen una vez que llegan al poder. El Perú a partir del 28 de julio tiene que ser diferente, de desarrollo y progreso, donde se gobierne para la mayoría de peruanos, para los pobres tantas veces postergados. 

  Más de Luis Ángeles Laynes:

OPINIÓN | Luis Ángeles Laynes: “Gobernantes insensibles”

OPINIÓN | Luis Ángeles Laynes: “Lo que espera el país de los debates”

OPINIÓN | Luis Ángeles Laynes: “Basta ya de corrupción”